• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 19 agosto 2015

Dirigentes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional denuncian que el partido opositor busca desestabilizar el país por medio de acciones relacionadas con bandas criminales. 

El secretario general del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Medardo González, en entrevista exclusiva a teleSUR, afirmó que el partido de oposición ARENA en unión con Las Maras (pandillas) son los principales promotores de las acciones de desestabilización contra el gobierno de Sánchez Cerén.

González dijo que es importante que el público sepa que El Salvador vive una situación compleja por las diferentes ofensivas de las bandas criminales y grupos del narcotráfico que afectan a las familias y a los pequeños comerciantes por medio de la extorsión.

Lea aquí: Violencia en El Salvador es herencia del pasado político

El funcionario denunció que estos grupos criminales tienen una conexión directa con el partido ARENA, y lo que buscan es la desestabilización del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, elegido democráticamente y el Estado posee la inteligencia militar y las pruebas que sacarán próximamente.

"Tenemos pruebas en donde líderes de la derecha salvadoreña realizan reuniones clandestinas con las cabezas de las pandillas, para provocar zozobra, miedo y desestabilización en el pueblo salvadoreño". Lo que buscan aplicar, según  González , es el modelo neoliberal y privatizar el patrimonio de la nación.

Destacó que las Fuerzas Armadas están totalmente apegadas a la constitución de la República y no se prestarían a este tipo de llamado por parte de la oposición. 

"Como gobierno tenemos la responsabilidad de cambiar esta situación, hay un conglomerado de  organizaciones del país que estamos  buscando soluciones solidas contra esta situación", concluyó.

DATOS 
Los enfrentamientos  entre las pandillas y fuerzas de seguridad recientemente dejaron un terrible saldo de 125 víctimas en tres días.
En lo que va de año 54 transportistas han sido asesinados, según informes de la Policía Nacional Civil (PNC). 
El ministro de Defensa, David Munguía Payés, precisó que entre 500 mil y 600 mil personas están involucradas en pandillas en El Salvador, lo que equivale al 10% de la población.
El pasado 6 de agosto el Gobierno de El Salvador, reiteró que no negociará bajo ningún concepto con los criminales responsables del sabotaje al transporte público en la nación centroamericana.
La población salvadoreña ha enfrentado varios días de boicot al transporte público, una situación orquestada por grupos criminales conocidos como “maras” (pandilleros), que piden negociar con el Gobierno (ciertas condiciones que aún se desconocen), pero que Sánchez Cerén rechazó  diciendo que él “no negocia con criminales”.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.