• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que uniría fuerzas con Rusia e Irán para combatir el terrorismo en Siria, pero las acciones de la Casa Blanca han demostrado todo lo contrario.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que uniría fuerzas con Rusia e Irán para combatir el terrorismo en Siria, pero las acciones de la Casa Blanca han demostrado todo lo contrario. | Foto: EFE

Publicado 2 octubre 2015

Ese país cuestiona las acciones rusas en Siria, pese a noticias que indican la efectividad de esos operativos en el enfrentamiento al EI. 

Estados Unidos, Alemania, Arabia Saudita, Catar, Francia y Reino Unido encabezan una campaña de desprestigio contra Rusia, país al que acusan de bombardear objetivos distintos en Siria a los propuestos ante la ONU. 

A través de un comunicado, la coalición expresó: “exhortamos a la Federación de Rusia a cesar inmediatamente los ataques contra la oposición siria, los civiles y concentrarse en la lucha contra el Ejército Islámico". 

Lea también: Rusia: ataques en Siria son para combatir a grupos terroristas

La campaña mediática impulsada por la Casa Blanca alega que Rusia en lugar de atacar campamentos de terroristas en Siria, ha atacado a civiles y a opositores del Gobierno de Bashar Al-Assad. 

Ante esas acusaciones, Rusia aclaró que ha actuado con el consentimiento de Siria y que, además, se rige por el derecho internacional al someter su propuesta a votación, durante el Consejo de Seguridad de la ONU. En cambio, ninguno de esos pasos han sido cum cumplido la coalición que dice luchar contra el terrorismo, según informó el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov. 

Los seis países afirman que Rusia bombardeó Hama, Homs e Iblid, donde causaron víctimas civiles. También aseveran que la acción militar en Rusia “agrava la presencia de grupos extremistas en Siria”, pero no presentan evidencias de sus declaraciones en ninguno de los casos. 

EL DATO

Desde que fue aprobada la propuesta en el seno de la ONU, Rusia ha realizado 18 ataques contra el autodenominado Estado Islámico, diez de ellos efectuados este jueves, en los que se atacó siete objetivos terroristas, entre ellos un campo de entrenamiento.  

Lea también: Consejo de Seguridad apoya propuesta rusa contra el terrorismo

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general mayor Igor Konashenkov, precisó que los aviones de asalto Sujoi (Su-25) golpearon un campamento del EI en Maaret al Nuuman, provincia de Iblid, donde destruyeron por completo búnkers, depósitos de armas y combustible, así como un puesto de mando y unidades de material bélico en la provincia de Hama, destaca Prensa Latina. 

El grupo aéreo de Rusia en Siria está conformado por aviones de combate Su-24M, Su-25 y cazabombarderos Su-34, capaces de destruir objetivos desde una altura superior a los cinco mil metros. En la base cercana a Latakia también están desplegadas 10 aeronaves nodrizas y un grupo logístico, se informó.

Lea también: Ayuda militar rusa a Siria responde a solicitud de Al-Assad

En contexto

A pocas horas de conocerse el veredicto del Consejo de Seguridad de la ONU, a favor de Rusia, el Pentágono de EE.UU emitió un comunicado descalificando la acción militar rusa en Siria. 
Por esa razón, el presidente de Rusia, Vladimir Putin ofreció una rueda de prensa desmitiendo las supuestas víctimas mortales, asegurando que las cifras de muertos salieron antes de que los aviones militares de su país despegaran hacia Siria. 
Entretanto, el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, apuntó que los únicos objetivos que tiene en la mira esa nación son el Estado Islámico y el Frente Al-Nusra, además de otros grupos terroristas que mantienen el control de varias localidades en Siria, lo que ha causado el desplazamiento interno y externo y ha agravado la crisis humanitaria en el país árabe. 

Lea también: EE.UU. acusa a Rusia de bombardear "enemigos de Al-Assad"


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.