• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pedro Sánchez estuvo al frente del Partido Socialista Español por dos años y tres meses.

Pedro Sánchez estuvo al frente del Partido Socialista Español por dos años y tres meses. | Foto: EFE

Publicado 2 octubre 2016

La dimisión de Pedro Sánchez evidenció la fracturas internas existentes en el Partido Socialista Obrero Español y abrió la posibilidad a un nuevo proceso de investidura para Mariano Rajoy.

La dimisión de Pedro Sánchez al liderazgo del PSOE afectará la situación política en España, a 29 días de que el Rey Felipe VI deba disolver el Parlamento y llamar a nuevas elecciones, se abre la posibilidad de un nuevo proceso de investidura llevado a cabo por Mariano Rajoy.

Si los nuevos líderes del PSOE anuncian su abstención durante un hipotético nuevo proceso de investidura de Rajoy, el actual presidente en funciones de España obtendría los votos necesarios para seguir al frente del Gobierno español y poner fin al bloqueo político.

De apostar por la vía de las terceras elecciones, se continuaría con la actual crisis política a la espera de los resultados de los comicios generales del próximo diciembre y de un nuevo proceso de investidura.

Incertidumbre en el PSOE


La dimisión de Pedro Sánchez dejó en evidencia las fracturas existentes entre la dirigencia y del hasta el pasado sábado, secretario general del partido socialista. Para Pedro Sánchez los representantes del PSOE no escucharon la voz de la militancia que se opone a un posible acuerdo para dejar que el secretario general del Partido Popular y presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy siga al frente del ejecutivo.

Al dimitir Sánchez como secretario general del PSOE, los delegados del comité federal del partido aprobaron la constitución de una gestora permanente, presidida por el líder del grupo socialista en Asturias, Javier Fernández hasta la celebración del congreso extraordinario.

>> Javier Fernández asume la Comisión Gestora del PSOE en España

La nueva reunión para escoger al nuevo líder del partido del puño y la rosa está supeditado al calendario institucional, es decir, al desenlace de la investidura. En caso de que el comité federal PSOE optara por facilitar la reelección de Rajoy, el proceso congresual, que se prevé largo, se podrá poner en marcha de inmediato. 

Pero si la decisión es forzar a las terceras elecciones, entonces el cónclave quedaría postergado, como mínimo, al primer semestre del 2017.  Ahora bien, en tal caso, el PSOE debería convocar enseguida primarias para escoger a un nuevo candidato para tratar de formar gobierno.

Susana Díaz aspira a dirigir el PSOE. EFE

En el caso de buscar de inmediato un nuevo presidenciable, las miradas se dirigirán, evidentemente, a la presidenta del PSOE en Andalucia, Susana Díaz, pero también al propio Sánchez quien a pesar de la negativa de los líderes regionales del partido cuenta con el apoyo de las bases de los socialistas.

>> Sector del PSOE busca impedir un gobierno alternativo

Susana Díaz ha sido considerada la líder de la campaña en contra del ex secretario general del partido rojo, en el transcurso de la semana Díaz expresó su voluntad de ponerse al frente del partido si así lo quiere la militancia.

Políticos españoles se pronuncian

La dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tras perder la votación en el último Comité Federal de los socialistas, estuvo seguido de una serie de declaraciones de varios líderes políticos de España.

Desde el interior del partido socialista se escucharon las voces de apoyo a Sánchez, el primer secretario del Partido Socialista de Cataluña, Miquel Iceta, señaló el pasado sábado que lo ocurrido fue un “error” y ha remarcado que este órgano del partido continúa teniendo el mandato de “no contribuir ni con su voto ni con su abstención a un gobierno del PP”. 

>> Protestan tras renuncia de Sánchez a Secretaría General de PSOE

El ex presidente de la cámara de Diputados de España, Patxi López llamó a la unidad en el partido y afirmó que a pesar de lo ocurrido, los socialistas se volverán «a levantar una y mil veces, sostenidos en la firmeza de nuestras convicciones. 

Militancia del PSOE rechazan posible acuerdo con el PP.  Efe

Los secretarios generales de Podemos, Pablo Iglesias y de Izquierda Unida (IU) Alberto Garzón también expresaron su inconformidad sobre la dimisión de Sánchez y acusaron a los líderes del partido socialista español de abrir la posibilidad a un nuevo gobierno del PP.

En su cuenta Twitter, Pablo Iglesias escribió  "Se imponen en el PSOE los partidarios de dar el gobierno al PP. Frente al gobierno de la corrupción, nosotros seguiremos con y por la gente".

Por su parte, Alberto Garzón escribió en la misma red social: "El PP ha ganado la votación en la calle Ferraz", para luego añadir que "Tampoco nos equivoquemos. Era y es una lucha de poder, burocrática, no ideológica. El proyecto político de (Pedro) Sánchez y Susana (Díaz) es el mismo".

Otra de las figuras de Podemos, Íñigo Errejón, expresó a través del Twitter su  preocupación por el posible repliegue conservador y las posibilidades de que se mantenga el gobierno corrupto e ineficaz del PP".

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no se ha referido en concreto a la dimisión de Sánchez, pero ha recordado que "los españoles no tienen más tiempo ni merecen más bloqueo".

En contexto 

El sábado 1 de octubre el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, dimitió a su cargo luego de que la tolda votara en contra de su propuesta para celebrar elecciones primarias y un congreso extraordinario.

Pedro Sánchez perdió la votación en el Comité Federal del partido  por 132 votos en contra y 107 a favor.

La decisión es interpretada como una salida lograda por pactos secretos entre grupos de la ejecutiva de la formación política, luego de la dimisión de 17 de sus miembros la semana pasada. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.