• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los migrantes latinoamericanos constituyen una gran masa de fuerza de trabajo para las empresas en EE.UU. (Foto:EFE)

Los migrantes latinoamericanos constituyen una gran masa de fuerza de trabajo para las empresas en EE.UU. (Foto:EFE) | Foto: EFE

Publicado 19 noviembre 2014

Más de 11 millones de indocumentados en Estados Unidos esperan que el presidente Barack Obama cumpla el compromiso de ejecutar un proyecto migratorio integral, que puede no aprobarse tras la derrota electoral de los demócratas en el Senado.

Los migrantes en Estados Unidos (EE.UU.) se encuentran a la expectativa de los anuncios que hará este jueves el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en el que se tiene previsto que firme decretos contenidos en la reforma migratoria, informó la Casa Blanca (sede del Gobierno estadounidense).

Pero ¿qué piden los migrantes que se encuentran en EE.UU.?

En claves, teleSUR te muestra los principales reclamos de la comunidad migrante.

1.- Protección de los niños

Más de 52 mil niños inmigrantes se encuentran detenidos desde octubre del 2013 en Estados Unidos, de acuerdo a la directora de Política Interna de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

Entre octubre de 2013 y julio pasado fueron detenidos más de 60 mil menores, que llegan a ese país de manera irregular y sin acompañantes, situación que los pone en serio peligro.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado los malos tratos hacia los niños migrantes, quienes por lo regular son detenidos en casas de alberge por meses antes de ser finalmente deportados a sus países de origen.

Cerca de 90 niños cruzan solos la frontera de EE.UU. con México diariamente.

La oficina de estadísticas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) estima que la llegada de niños solos por la frontera mexicana ascenderá de 6 mil 500 registrados en el año 2011 a 142 mil en 2015.

Las autoridades estadounidenses afirman que el flujo de menores hacia ese país se debe a “la violencia en los países centroamericanos y porque las bandas criminales le dicen a la gente que una vez que los niños entran a EE.UU. reciben un permiso y se quedarán”.

“Muchos infantes detenidos en la frontera de México y Estados Unidos son maltratados verbalmente por funcionarios de los referidos países”, afirmó en agosto la gerente general de la Red para la Infancia y la Adolescencia de El Salvador (RIA), Georgina Villalta.

2.- Detener deportaciones

En la actual gestión del presidente Barack Obama, al menos dos millones de personas fueron repatriadas a sus países de origen.

Obama incumplió su promesa de una reforma migratoria durante su primera gestión (2009-2012), cuando fueron deportados más de un millón y medio de extranjeros sin papeles legales y se incrementaron los programas federales que incentivan la discriminación por perfil racial-

En varios estados se adoptaron leyes antiinmigrantes como la SB1070 de Arizona, que autoriza a los policías chequear la situación de quienes consideren ilegales.

La Casa Blanca ha manifestado que el Gobierno deporta a delincuentes y personas que representan un peligro para la comunidad, pero el diario New York Times reveló un análisis de información interna del Gobierno que sostiene que una vez Obama asumió el poder dos tercios de los casi dos millones de deportados son personas que han cometido infracciones menores, entre ellas transgresiones a las regulaciones de tráfico vehicular, como manejar bajo los efectos del alcohol, o que no tenían ningún antecedente delictivo.

El 20 por ciento de los casos, cerca de 394 mil son de personas que cometieron delitos graves, entre ellos algunos relacionados con drogas, de acuerdo con los documentos gubernamentales sobre más de 3,2 millones de deportaciones en 10 años, que el diario obtuvo bajo la Ley de Libertad de Información.

En agosto, la Oficina de Atención al Migrante sostuvo que al menos siete mil niños mexicanos serán deportados de Estados Unidos por Ciudad Juárez, Chihuahua, (norte) localidad fronteriza, y Ojinaga; que significa la deportación entre 12 y 20 menores diariamente.

3.- Cierre de centros de detención

Estados Unidos tiene actualmente tres centros de detención de familias en el que los inmigrantes permanecen mientras su proceso de deportación avanza judicialmente ubicados en Karnes City (Texas), Artesia (Nuevo México) y Leesport (Pensilvania).

En 2009, Estados Unidos cerró el único centro de detención para familias inmigrantes que existía hasta entonces, el antiguo presidio T. Don Hutto en Texas, pero la oleada de migrantes de los últimos meses hizo que el Gobierno de Obama decidiera volver a utilizar instalaciones de este tipo con el objetivo de “disuadir” las llegadas.

4.- Asilo

Los estándares de asilo en EE.UU. Se han endurecido debido al gran flujo de migrantes, por lo que son menos las personas que cumplen los requisitos necesarios para recibir el amparo legal.

En julio el 63 por ciento de las personas que señalaron tener temor de regresar cumplió con los requisitos de asilo, frente a 83 por ciento seis meses antes, de acuerdo a un informe publicado por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración a grupos de derechos de los inmigrantes.

"Están devolviendo gente que muy posiblemente habría podido acceder a protección de asilo", dijo Eleanor Acer, directora de protección del refugiado de Human Rights First, un grupo sin fines de lucro con sede en Nueva York.

El número de solicitudes de asilo por "temor creíble" se cuadruplicó desde el año fiscal 2010 al año fiscal 2013. En ese período, la tasa de casos de inmigrantes cuyas historias fueron consideradas creíbles promedió 80 por ciento. El Servicio de Ciudadanía e Inmigración ha afirmado que menos de la mitad de los centroamericanos usualmente recibe asilo de un juez de inmigración.

El 90 por ciento de las peticiones de mexicanos son rechazadas. Muchos de los que esperan la decisión permanecen en centros de detención hasta que se cumpla el plazo: seis meses.

5.- Reforma migratoria

Más de 11 millones de indocumentados viven en Estados Unidos y esperan una reforma migratoria para ser legalizados.

La reforma migratoria se mantiene estancada en el Congreso gracias a que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a debatir el proyecto aprobado por el Senado de mayoría demócrata, el cual contempla la posibilidad de que los inmigrantes sin autorización opten a la naturalización.

La política de Estados Unidos hacia los inmigrantes indocumentados perjudica especialmente a las mujeres de muchas maneras - separándolas de los niños y dejándolas sin apoyo-, haciendo más difícil mantener a sus familias. Una forma muy particular de perjuicio es el físico y la inmediata amenaza a la vida corporal y la salud, ya que las mujeres indocumentadas son especialmente vulnerables a la violencia y no pueden conseguir ayuda legal.

Los indocumentados en Estados Unidos esperan que el presidente Barack Obama cumpla el compromiso de ejecutar un proyecto migratorio integral, que puede estar lejos de la aprobación tras la derrota electoral de los demócratas en el Senado.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.