• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En Italia actualmente viven 200 mil ecuatorianos aproximadamente. (Foto: Archivo)

En Italia actualmente viven 200 mil ecuatorianos aproximadamente. (Foto: Archivo) | Foto: Archivo

Publicado 9 octubre 2014

En la capital de la Liguria (noreste) habitan aproximadamente cinco mil 800 menores ecuatorianos con sus familias, de los cuales mil 234 están bajo seguimiento; la tutela de 148 depende de los servicios sociales y 66 han sido definitivamente alejados de sus familias.

El embajador de Ecuador en Italia, Juan Fernando Holguín, anunció este jueves que cuatro equipos de abogados protegerán a los menores ecuatorianos que han sufrido violaciones de los derechos humanos, tras haber sido separados de sus familias por los servicios sociales italianos.

Cuatro equipos de abogados en las ciudades de Roma, Milán y Génova que, junto con el Instituto Nacional de Pedagogía Familiar (INPEF), litigarán en los tribunales italianos, sin costo para los ecuatorianos.

Los afectados son un total de ochenta menores ecuatorianos que han sido alejados de sus familias y llevados a casas institucionalizadas en las que "los niños pasan a estar en una situación similar a una prisión", dijo el embajador Holguín.

La prioridad de Ecuador es que la separación entre el menor y su familia sea el último recurso, dijo el embajador. 

Como alternativa, pidió que otros familiares puedan responsabilizarse de los menores para que, así, puedan permanecer dentro del núcleo familiar.

Además, solicitó que se informe a los consulados antes de separar al menor de sus progenitores, algo que actualmente no ocurre.

Holguín consideró que las razones por las que los menores son separados de sus familias "en muchos casos no son justificables" y alertó de que "pasan a estar casi como en una prisión forzada, porque, para un niño, no es adecuado crecer en una institución, sino en su familia".

Aseguró que las causas por las que los menores son retirados de sus familias son muy variadas, y criticó que los motivos económicos sean una de ellas porque, de esta manera, "se está castigando la pobreza".

"Estamos defendiendo que esto es ilegal. Es una violación de los derechos humanos fortísima", sentenció el embajador ecuatoriano.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, denunció la situación, que calificó de "inconcebible", en su visita a Génova (norte de Italia) en el mes de abril.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.