• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El periodísta Nikandrov opinó que la renuncia de Otto Pérez Molina en Guatemala, por “escándalo de corrupción”, fue forzada y organizada por Washington.

El periodísta Nikandrov opinó que la renuncia de Otto Pérez Molina en Guatemala, por “escándalo de corrupción”, fue forzada y organizada por Washington. | Foto: Reuters

Publicado 18 septiembre 2015

En un artículo publicado por el portal FondSK, el periodista y escritor Nil Nikandrov indicó que la estrategia que intenta usar EE.UU. va cada día en aumento a través de las embajadas ubicadas en las naciones latinas.

Para el periodista Nil Nikandrov, el gobierno del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, está coordinando llevar a cabo una presunta guerra contra los presidentes de Gobierno progresistas de América Latina debido a que las políticas utilizadas por los mandatarios van en contra de sus intereses.

Nikandrov expresó que en las embajadas americanas ubicadas en países como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil y Argentina están organizando campañas para la destitución de los presidentes “indeseables”, expresó.

Lea: Washington cambia de enemigo principal: de Cuba a Venezuela

Insistió que los ataques en contra de los jefes de Estados como Nicolás Maduro (Venezuela), Evo Morales (Morales) y Cristina Fernández (Argentina) cada día van aumentando, debido a que en Washington creen que la caída de alguno de ellos causará un efecto dominó en Latinoamérica.

De igual manera, opinó que la renuncia de Otto Pérez Molina por “escándalo de corrupción”, fue forzada y organizada por Washington.

"En este contexto, la operación especial de la embajada de Estados Unidos para el derrocamiento del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, puede parecer inesperada", ya que este siempre ha sido considerado "una criatura del Pentágono y el Departamento de Estado", afirma Nikandrov.

Lea más: EE.UU. admite fracaso en su agresión contra Venezuela

El periodista, al comentar sobre Pérez Molina, indicó que el Gobierno de Obama utilizó la excusa de la lucha contra la corrupción para obligar la destitución del expresidente debido a que EE.UU comenzó a darse cuenta que se comportaba de una manera independiente obviando las instrucciones directas de la embajada ubicada en Guatemala.

Indicó que eliminando a Pérez Molina, el Gobierno de EE.UU. mostraría “quien manda” en Centroamérica.

Lea también: EE.UU. cambia política con Venezuela por presión internacional


Comentarios
1
Comentarios
¿Y quién ignora eso?
Nota sin comentarios populares.