• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dilma Rousseff: la oposición tiene absoluto derecho a divergir, pero no puede continuamente dividir al país.

Dilma Rousseff: la oposición tiene absoluto derecho a divergir, pero no puede continuamente dividir al país. | Foto: EFE

Publicado 7 marzo 2016

La mandataria sostuvo que la oposición de su país tiene responsabilidad de la situación por la que atraviesa Brasil. 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, reconoció que su país atraviesa por un momento de dificultades, que en parte, es causado por la sistemática crisis política provocada por opositores al Gobierno que no se conforman con la derrota en las urnas.

>> Cuba condena ataques contra Lula y Dilma en Brasil

Rousseff reiteró que "la oposición tiene absoluto derecho a divergir, pero no puede continuamente dividir al país". Señaló que "hay un cierto tipo de lucha política que crea un problema sistemático no solo en este ámbito, sino también para la economía y eso afecta la creación de empleos y el crecimiento de las empresas".

La líder de izquierda calificó de inaceptable el uso de la fuerza que realizaron los agentes de la Policía Federal contra el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva para llevarlo a declarar el pasado 4 de marzo. 

>> Policía Federal de Brasil detiene a Lula Da Silva tras allanar su casa

"No es posible aceptar que personas como Lula, que nunca se rehusaron a prestar declaración ante la justicia, sean conducidas bajo coerción para que lo hagan", manifestó la jefa de Estado durante un acto de entrega de viviendas del programa social "Mi casa, mi vida", en el estado de Río Grande do Sul.

En 2015 el programa Mi casa, Mi vida benefició cada día a mil 220 familias

>> Continúan en Brasil movilizaciones en respaldo a Lula da Silva

La inversión social como prioridad 

Roussef explicó que los ajustes hechos por su Gobierno ante las dificultades económicas que traviesa el país se realizan con el propósito de poder "preservar aquello que consideramos más importante, como es el caso del programa Mi casa, Mi vida". 

El programa social "Mi casa, Mi vida", según Roussef, es "el mayor proyecto habitacional de América Latina, pues ya fueron entregados dos millones y medio de viviendas y se entregarán un millón 600 mil más", aseguró.

En contexto
El pasado viernes el líder socialista Lula da Silva fue allanado en su casa y detenido por la Policía Federal. Fue sometido a largas horas de interrogatorios por el caso de corrupción de Petrobas, sin pruebas contundentes en su contra. 
Rui Falcão, presidente del Partido de los Trabajadores (PT), hizo un llamado a toda la militancia a tomar las calles y enfrentar estas acciones contra Da Silva.
Luego de su arresto, el exmandatario brasileño aseveró que se pretende criminalizar su imagen y la del PT.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.