• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Esta es la anatomía del esqueleto de Chilesaurus diegosuarezi. Sus partes del cuerpo estaban adaptadas a un régimen alimentario y a un modo de vida particulares.

Esta es la anatomía del esqueleto de Chilesaurus diegosuarezi. Sus partes del cuerpo estaban adaptadas a un régimen alimentario y a un modo de vida particulares. | Foto: Nature

Publicado 27 abril 2015

Un grupo de paleontólogos consideró que el “Chilesaurio” es un buen ejemplo para ilustrar los mecanismos de la evolución.

 

Un estudio realizado por un grupo de paleontólogos detectó al “Chilesaurio”, un dinosaurio herbívoro que habitaba al sur de Chile.

Su osamenta fue descubierta por primera vez en el 2004 y luego de ser armado, los especialistas han afirmado que es “uno de los dinosaurios más extraños jamas descubiertos”.

Este herbívoro podía alcanzar hasta tres metros de tamaño y su anatomía es similar a la de varias especies. Pertenece a la familia de los terópodos, al igual que los famosos carnívoros como el Velociraptor, el Carnotauro o el Tiranosaurio, pero el “Chilesaurio” tenía características especiales, explicó el paleontólogo argentino, Fernando Novas, quien es coautor del estudio que fue publicado por la revista científica Nature.

“Estamos asombrados por la extraña anatomía del ‘Chilesaurio’, que recuerda a los diferentes grupos de dinosaurios. Su cintura pélvica se asemeja a la de los ornitisquios, dinosaurios con cadera de ave, grandes patas traseras y cuatro dedos, mucho más parecidos a los sauropodomorfos primitivos que a los terópodos, más delgados y con tres dedos”, explicó.

 Novas recalcó que este dinosaurio representa uno de los casos más interesantes de evolución convergente documentados en la historia de la vida.

Contexto
La osamenta del “Chilesaurio” fue descubierta por primera vez en el sur de Chile por Diego Suárez, un niño de siete años quien acompañaba a sus padres peleontólogos en los Andes cuando halló por casualidad restos fósiles presentes en rocas que databan del fin del período Jurásico, hace unos 145 millones de años.
Desde ese momento fueron encontrados más de una decena de ejemplares de este dinosaurio, incluyendo cuatro esqueletos completos.

Vea también: 

Descubren Ciudad Perdida en Honduras

Aportes de América Latina a la ciencia y la tecnología


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.