• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 abril 2016

38 diputados de la comisión especial creada por el Congreso aprobaron la petición de juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff.

La comisión especial parlamentaria de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó este lunes si aprueba o rechaza el juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff. 

El juicio político contra Rouseff fue aprobado con 38 votos a favor, mientras que 27 lo rechazaron. La discusión pasará ahora a la plenaria del Congreso, donde se tomará una decisión definitiva.

>> Defensa de Rousseff: Juicio político está viciado y es ilegal.

Días atrás el abogado de Rousseff, José Eduardo Cardozo, expresó que el juicio político solicitado por la derecha brasileña, respaldado por el líder de Cámara Baja Eduardo Cunha, está viciado por retaliación y presenta errores conceptuales, por lo que es completamente ilegal.

Cardozo, además, atribuye todo el proceso a una venganza contra la mandataria.

El pasado viernes se inició el debate sobre la admisibilidad del proceso de destitución de Rousseff  y se prolongó más de 13 horas.

>> El camino del juicio político contra Dilma Rousseff.

El  ministro-jefe de la Secretaría de Gobierno de la Presidencia, Ricardo Berzoini, opinó que el procedimiento será derrotado cuando se vote en el plenario de la Cámara de Diputados.

"En el escenario más pesimista tenemos los votos para frenar el impeachment, y en el más realista podremos ganar con un margen confortable", argumentó.

El abogado de la defensa precisó que para configurarse un crimen de responsabilidad, tales actos tienen que ser practicados directamente por el Presidente, de forma dolosa (deliberadamente y de mala fe) y durante el mandato que se imputa.

Cardozo añadió que cualquier tentativa de juicio político que no cumpla con todos esas condiciones es inconstitucional, ilegal y por consiguiente constituye un golpe de Estado.

>> Derecha brasileña prepara más ataques jurídicos contra Rousseff.

En contexto
El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en "defensa de la democracia", no solo en apoyo a la actual mandataria, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de que se le realice un juicio político por supuestos casos de corrupción.
El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.  

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.