• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La canciller argentina aseguró que para su nación “nada es más importante" que a Brasil le vaya bien.

La canciller argentina aseguró que para su nación “nada es más importante" que a Brasil le vaya bien. | Foto: EFE

Publicado 28 abril 2016





La canciller de Argentina reconoce que las relaciones comerciales con Brasil están siendo afectadas de forma "directa" y "dura", por la crisis política que vive esa nación a causa del juicio político contra Rousseff.

La crisis política ocasionada por el avance del juicio político contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, está impactando directamente en las relaciones comerciales con Argentina.

Así lo reconoció este jueves la canciller argentina Susana Malcorra, quien aseguró que “el proceso contra Dilma (Rousseff) impacta directa y en forma muy dura en la balanza comercial de Argentina”.

En una rueda de prensa desde el Palacio San Martín, sede de la cancillería argentina, apuntó que “nada es más importante para Argentina que a Brasil le vaya bien".

>> Crónica de un Golpe ¿Es legal el juicio contra Dilma Rousseff?

La funcionaria además explicó que una de las características de los vínculos comerciales que sostienen con Brasil son las “cadenas de valor muy integradas. Entonces, si el consumo interno de Brasil se viene abajo, esa cadena de valor se achica”.

Señaló que su país “está profundamente involucrado” con lo que ocurre en la economía de su vecino y añadió que tienen “mayor preocupación” por la “fortaleza institucional de Brasil y que todo se haga desde las instituciones, de una manera legal y legítima”.

>> Maduro: golpe contra Brasil es un ataque de EE.UU.

En contexto

El pasado 17 de abril, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el pedido de juicio político contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes.

Rousseff asegura que enfrenta un golpe de Estado bajo la figura de juicio político y podría ser sustituida por el actual vicepresidente Michel Temer, quien rompió alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) y contra quien pesa también un pedido de proceso de juicio político.

El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en "defensa de la democracia", no solo en apoyo a la actual mandataria, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de un juicio político por supuestos casos de corrupción.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.