• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rodrigo Maia, al ser el actual presidente de la Cámara de Diputados, es el primero en la línea sucesoral del país, si Temer finalmente es apartado de su cargo.

Rodrigo Maia, al ser el actual presidente de la Cámara de Diputados, es el primero en la línea sucesoral del país, si Temer finalmente es apartado de su cargo. | Foto: Reuters

Publicado 12 julio 2017

Los diputados no aceptarán modificaciones en el texto de la reforma laboral aprobada el pasado martes por el senado, según dijo el presidente de la Cámara Baja. 

El presidente de la Cámara Baja de Brasil, Rodrigo Maia, señaló este miércoles que los diputados no aceptarán modificaciones en el texto de la reforma laboral aprobada el pasado martes por el Senado.

Maia a través de su cuenta en Twitter afirmó que en el caso que el presidente de facto Michel Temer envíe una medida provisional, la propuesta “no será reconocida” por la Cámara.

>> Senado de Brasil aprueba texto de la polémica reforma laboral

“La Cámara no acepta ningún cambio en la ley. Cualquier medida provisional no será reconocida por la casa”, escribió el diputado añadiendo a la publicación un reportaje sobre el asunto. 

El Senado de Brasil aprobó este martes el texto de la reforma laboral con 50 votos a favor y 26 en contra, más una abstención. Para que la ley entre en vigor, según las nuevas reglas, dependen de la sanción presidencial.

Esta reforma cambia la Ley del trabajo brasileña y trae nuevas definiciones en cuanto a los días feriados y vacacionales, las jornadas de trabajo, entre otras.

Temer para tratar de conseguir apoyos y acelerar la aprobación del texto prometió a varios senadores que modificaría algunos puntos través de medidas provisionales.

Los trabajadores brasileños rechazan esta modificación que representa la ampliación de los contratos tercerizados y temporales. 

Los especialistas temen que haya una contratación masiva de trabajadores como personas jurídicas, lo que significaría pérdidas en los derechos de los empleados y la reducción de los impuestos del Gobierno.

Otro cambio polémico en la reforma es la reducción del tiempo para descanso y almuerzo que de una hora a 30 minutos. Esta medida podría aumentar el número de accidentes laborales, afectando la vida del trabajador, sus familiares y la providencia social.

También esta entre los puntos que rechazan algunos diputados el permiso para que las embarazadas puedan trabajar en lugares insalubres o el fin de la obligatoriedad del impuesto con el que se financian los sindicatos.

>> Comisión parlamentaria en Brasil pide juicio penal contra Temer


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.