• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Unos 52 delegados de las organizaciones civiles de Potosí conformaron la mesa de diálogos.

Unos 52 delegados de las organizaciones civiles de Potosí conformaron la mesa de diálogos. | Foto: Archivo

Publicado 26 julio 2015

Los ministros de Estado y los cívicos potosinistas acordaron reiniciar el diálogo, para analizar su pliego petitorio, mediante comisiones.

Representantes del Gobierno boliviano y líderes civiles de la ciudad minera de Potosí, en el suroeste de Bolivia, iniciaron este sábado una ronda de diálogos para poner fin al paro de mineros que iniciaron hace semanas en demanda de mejoras sociales y económicas.

El ministro del Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, dijo que este sábado celebraron en La Paz (capital administrativa) una reunión para abordar el caso con los mineros.

Unos 52 delegados de las organizaciones civiles de Potosí y tres ministros conformaron la mesa de negociaciones.

"Para empezar tenemos un pliego de 26 puntos, de los cuales se han identificado que 12 de ellos estarían dirigidos (...) al Gobierno nacional, 5 a la Gobernación (de Potosí), y 9 a municipios", dijo el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Por su parte, el presidente del Comité Cívico de Potosí (Comcipo), Johnny Llally, indicó que es necesario que para avanzar con los diálogos deben liberarse a cuatro manifestantes que se encuentran detenidos, tras causar destrozos durante protestas mineras en el Ministerio de Gobierno.

De acuerdo a lo explicado por el ministro del Gobierno boliviano, Carlos Romero las negociaciones serán "por tiempo y materia, hasta agotar los temas".

El pasado viernes, representantes del Ejecutivo de Evo Morales reiteraron su llamado a conversar de manera "civilizada y honesta" a los dirigentes de Comcipo para buscar una salida al conflicto y solventar sus demandas.

EN CONTEXTO

La Fiscalía de La Paz (capital administrativa de Bolivia) liberó 47 de 51 manifestantes detenidos el jueves por atacar con explosivos la sede del Ministerio de Gobierno en la ciudad, cuando el presidente, Evo Morales, les dejó abierta la puerta del diálogo para poner fin a las protestas que durante cuatro semanas mantuvieron en vilo a la histórica ciudad de Potosí

Integrantes de Comcipo, en su mayoría de tendencia opositora, causaron cuantiosos daños materiales y dejaron herida a una persona en las protestas violentas realizadas el miércoles en Potosí y  La Paz.

Ante los hechos, el ministro de la Presidencia boliviana, Juan Ramón Quintana, llamó a sus dirigentes a conversar de manera civilizada, honesta y sin perder la cordura sobre sus demandas. 

Inversión en el Potosí
El Vicepresidente del país, Álvaro García Linera, recalcó que el presidente Morales está haciendo la segunda inversión “más grande en Bolivia”. Se trata de la planta de evaporíticos en el departamento del Potosí por un valor de 770 millones de dólares.
“Estamos comenzando a industrializar Potosí”. Sobre el proyecto de la fábrica de cemento, que demanda Comcipo, anunció que si las instituciones potosinas, o las universidades más prestigiosas de Bolivia presentan un proyecto de fábrica de cemento, el Gobierno está dispuesto a destinar 50 hasta 250 millones dólares para desarrollar el proyecto.
“El problema es que nos han presentado una propuesta que no es rentable, sería desficitaria (...) no se resuelve con una firma del Presidente, se resuelve con un proyecto factible”, reiteró García Linera.

LEA TAMBIÉN:

Bolivia: la derecha bloquea el diálogo con mineros


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.