• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 23 julio 2015



El Gobierno denunció los intentos de líderes del Comité Cívico Potosinista de evitar alcanzar un acuerdo con las autoridades para evitar el paro que afecta a la localidad.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, reiteró el llamado al diálogo a dirigentes del ultraderechista Comité Cívico Potosinista (Comcipo), tras los ataques violentos registrados este miércoles en contra de varios ministros y profesionales de la comunicación.

En una rueda de prensa, García Linera reiteró que a pesar de que fueron blanco de un atentado, “volvemos a convocar al diálogo a Comcipo para resolver los temas, garantizando una presencia respetuosa como Potosí se merece".

El vicepresidente boliviano emitió estas declaraciones, debido a los hechos violentos suscitados luego de que el Comcipo rompiera el diálogo unilateral con el Ejecutivo y desatara un caos en tres barriadas populosas de La Paz (capital administrativa).

La población de Potosí, ubicada en el suroeste de Bolivia, enfrenta dos semanas de paro promovido por sectores opositores que buscan sabotear la gestión del mandatario Evo Morales.

En ese marco, García Linera denunció a los líderes del Comcipo de intentar evitar un acuerdo con el Gobierno y pidió a la población de Potosí suspender la medida de presión.

"Pueblo potosino, al heroico pueblo potosino que está sufriendo: son 15 días, eso es terrible, entiendo la angustia de la ama de casa que no puede llevar comida a la casa, entiendo la angustia del profesional, del trasportista", reflexionó.

Ante este escenario, el vicepresidente boliviano acusó a la directiva del Comité Cívico Potosinista de alentar un proyecto político personal, en desmedro de los intereses sociales de Potosí.

EN CONTEXTO

El Gobierno de Bolivia denunció el lunes al máximo dirigente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Jhonny Llally, de obstaculizar el diálogo entre las organizaciones sociales mineras de Potosí con los ministros de Estados para discutir sus demandas en cuanto a la construcción de obras para la región.

Los llamados comités cívicos, en el contexto boliviano, son organizaciones de la derecha que han sido utilizados para bloquear la gestión progresista del mandatario Evo Morales.

La administración boliviana informó que alrededor de mil mineros de la ciudad sureña de Potosí llegaron el domingo a La Paz para negociar con el Ejecutivo, pero el presidente del Comcipo no quiso participar bajo el pretexto de que solo entablaría un diálogo con el mandatario Evo Morales.

LEA TAMBIÉN:

García Linera: derecha boliviana ataca a miembros del Gobierno


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.