• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 22 julio 2015

Aseguró que pese a que los comités de la ultraderecha boliviana no respondieron al diálogo, el Gobierno ratificó su voluntad de paz.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, denunció este miércoles al Comité Cívico de Potosí (Comcipo) de la ultraderecha boliviana, por atacar violentamente a varios ministros y profesionales de la comunicación. 

“Quiero denunciar el atentado contra los ministros, haber dinamitado el Ministerio (de Gobierno), es un atentado contra los periodistas que estaban pacíficamente con sus cámaras, están las imágenes”, puntualizó.

 

El vicepresidente boliviano lamentó que los medios de comunicación respalden las acciones desestabilizadoras promovidas por esos sectores de Bolivia.

Manifestó que el Gobierno del presidente constitucional, Evo Morales, sí tiene disposición de dialogar con los dirigentes de la ultraderecha boliviana. De igual manera, rechazó la conducta mostrada por los dirigentes debido a que “retroceden y cambian de actitud” (...) por lo que “no asistieron a la convocatoria de diálogo”.

Lee: Bolivia: la derecha bloquea el diálogo con mineros

Aseguró que “los dirigentes más agresivos no lo están haciendo por Potosí, lo están haciendo por cargos públicos, apuesto a quien sea que eso va a suceder de aquí a tres años” (...) el pueblo del Potosí está “siendo manipulado por una camarilla que aspira a cargos públicos”.

 

Inversión en el Potosí

El Vicepresidente de la República, recalcó que el Gobierno de ese país suramericano está haciendo la segunda inversión “más grande en Bolivia”. Se trata de la planta de evaporíticos en el Potosí por un valor de 770 millones de dólares. “Estamos comenzando a industrializar Potosí”.

Lee también: Evo Morales inauguró congreso internacional de gas y petróleo

Sobre el proyecto de la fábrica de cemento anunció que si las instituciones potosinas, o las universidades más prestigiosas de Bolivia presentan al Gobierno nacional un proyecto de fábrica de cemento, el presidente Evo Morales está dispuesto a destinar 50 hasta 250 millones dólares para desarrollar el proyecto. “El problema es que nos han presentado una propuesta que no es rentable, sería desficitaria”.

“El problema del planta de cemento no se resuelve con una firma del Presidente, se resuelve con un proyecto factible”, reiteró.

 

Disposición al diálogo

García Linera, ratificó que el Gobierno constitucional no va a renunciar al diálogo, pero subrayó que se tienen que crear condiciones que eviten nuevos actos de agresión contra los ministros.

“Convocamos nuevamente al diálogo de frente ante las cámaras de televisión sin parar hasta la parte final pero que (la Comcipo) no ponga en riesgo a los ministros, ni a los periodistas”.

Agregó que mantendrán la posición de que el presidente Evo Morales estará en la firma final, de este proceso de diálogo.

Ante las preguntas “malintencionadas” de algunos periodistas en conferencia de prensa, recalcó que “nosotros no hemos desconocido a nadie (…) pese a los atentados y por Potosí volveremos a reunirnos con esos dirigentes violentos”.

No deje de leer: Morales destaca solidaridad del Papa en diferendo con Chile


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.