• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Peticiones de matrimonio en los campos y parejas del mismo sexo en competencia han marcado la cita deportiva.

Peticiones de matrimonio en los campos y parejas del mismo sexo en competencia han marcado la cita deportiva. | Foto: Xinhua

Publicado 18 agosto 2016

La adrenalina deportiva de las diversas competencias en los Juegos Olímpicos Río 2016, también han dejado espacio para otras historias, como las de amor entre los atletas. 

En medio de las competencias de los Juegos Olímpicos Río 2016, la prensa ha hecho eco del escándalo que llevó a la expulsión de una clavadista brasileña por presuntamente usar su dormitorio para tener relaciones sexuales con su compatriota y también atleta, el remero Pedro Gonçalves. Sin embargo, otras historias de amor y romance han ocurrido durante la jornada deportiva que centra la atención del mundo. 

 >> Expulsan a clavadista brasileña por escándalo sexual en Río

Una de las escenas más románticas la protagonizó una pareja de deportistas chinos, con una propuesta de matrimonio en plena piscina olímpica frente a miles de espectadores.

Se trata de la saltadora de trampolín He Zi y su novio el saltador Qin Kai, quien entregó el anillo tras la ceremonia de entrega de medallas de los saltos de trampolín de 3 metros, a la joven de 25 años ganadora de la medalla de plata.

El atleta chino, de 30 años y también ganador de una medalla de bronce en estos juegos, recibió el sí.

Pero en estos juegos será historia además la primera petición de matrimonio entre una pareja homosexual. Sus protagonistas son la jugadora brasileño-estadounidense Isadora Cerullo y Marjorie Enya y su novia, quien participa como voluntaria del evento deportivo. 

Reuters

Enya decidió dar el paso hacia el altar sobre el césped del estadio de Diodoro, luego de terminar un encuentro de rugby femenino. En medio del terreno de juego y con micrófono en mano hizo la petición e improvisó una alianza colocando un lazo en el dedo de su novia y se dieron un beso que le dio la vuelta al mundo.

Reuters

Río 2016 tiene en competencia de forma inédita a un matrimonio del mismo sexo entre las jugadoras británicas de hockey Kate y Helen Richardson-Walsh, que compiten para el mismo equipo.

Los jóvenes se conocieron en la infancia pero su relación inició tras los juegos en Pekín 2008 y se casaron en 2013. Otros triunfos han tenido, porque en Londres 2012 su equipo ganó la primera medalla de hockey para Gran Bretaña desde hace dos décadas.

Otras parejas disfrutan de la competencia que se celebra hasta el 22 de agosto. Entre ellos el entrenador húngaro de natación Shane Tusup, esposo de la nadadora Katinka Hosszu, quienes celebraron juntos la medalla de oro en la prueba de los 400 metros y el establecimiento de un nuevo récord olímpico.

>> Juegos Olímpicos no escapan de la discriminación


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.