• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La popularidad de Merkel ha bajado en 12 puntos con respecto a la última encuesta que indicaba que un 59 por ciento apoya su gestión.

La popularidad de Merkel ha bajado en 12 puntos con respecto a la última encuesta que indicaba que un 59 por ciento apoya su gestión. | Foto: Reuters

Publicado 5 agosto 2016

La jefa de Gobierno tiene su segunda peor cota de popularidad desde su reelección en 2013 con un 47 por ciento de rechazo a su gestión.

Solo el 47 por ciento de los ciudadanos alemanes están satisfechos con la gestión de su canciller, Angela Merkel, frente al 59 por ciento obtenido en otro sondeo el pasado mes de julio.

Esto se traduce en una caída en 12 puntos de la popularidad de Merkel, según el barómetro mensual "Deutschlandtrend", realizado por la cadena de televisión pública ARD y es la segunda peor cota de popularidad de la canciller desde su reelección en 2013 y se atribuye al descontento que ha generado su política respecto a los refugiados y a los recientes atentados registrados en el país europeo.

>> Merkel pide solidaridad en la UE ante crisis de refugiados

Más específicamente, del millar de electores en Alemania entrevistados telefónicamente el pasado lunes y martes, sólo el 34 por ciento está satisfecho o muy satisfecho con la política de fronteras del Gobierno alemán y de asilo a los refugiados dirigida por el gobierno desde 2015; mientras que los insatisfechos son el 65 por ciento.

Frente a la de Merkel, la popularidad del presidente del estado de Baviera (sureste), Horst Seehofer, ha aumentado del 11 al 14 por ciento. El líder conservador, pese a pertenecer al mismo partido de Merkel, el CSU, ha sido muy crítico con la política de Merkel y ha instado al Gobierno a restringir la entrada de solicitantes de asilo para garantizar la seguridad del país.

Falta poco más de un año para que se celebren las elecciones legislativas y es probable que Merkel presente su candidatura para iniciar un cuarto mandato como canciller.

Pero antes, la jefa de Gobierno de Alemania debe atravesar el primer test real en las urnas, cuando se celebren los comicios regionales este mes de septiembre en su región, Mecklemburgo-Pomeriana (noreste de Alemania). Allí, la derecha populista le sigue muy de cerca en preferencia al partido de Merkel.

>> Alemania suscribe acuerdo para reducir flujo de refugiados

En contexto
En febrero de 2016, Angela Merkel solo consiguió recabar un 46 por ciento de opiniones favorables a su gestión. Pero la situación ha empeorado por los recientes acontecimientos.
Solo en el mes de julio se produjeron en territorio alemán dos atentados terroristas reivindicados por el autodenominado Estado Islámico (Daesh por sus siglas en árabe). Uno ocurrió en la ciudad de Wurzburgo, en Baviera, y otro en Ansbach, cerca de Nuremberg y ambos fueron perpetrados por solicitantes de asilo en Baviera (sur de Alemania).
Merkel señaló que el terrorismo ha llegado al país y que “busca un colapso total de los valores y dañar la cohesión y convivencia en Alemania”, pero no abandonó su firmeza en defender su política migratoria, repitiendo su eslogan "Vamos a lograrlo", lanzado en 2015, año en que Alemania acogió a más de un millón de refugiados.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.