• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente de la República, Rafael Correa, se dirigió a los asistentes de la concentración en el marco del Festival del Trabajador, en la Plaza Grande, en el centro de Quito. (Foto: Andes)

El presidente de la República, Rafael Correa, se dirigió a los asistentes de la concentración en el marco del Festival del Trabajador, en la Plaza Grande, en el centro de Quito. (Foto: Andes)

Publicado 17 septiembre 2014

Unos 15 policías resultaron heridos y al menos ocho personas detenidas por violencia, tras el choque de protestas a favor y en contra de Rafael Correa. El Gobierno ecuatoriano califica la manifestación de la derecha como un acto político y desesperado que busca desestabilizar.

El ministro ecuatoriano del Interior, José Serrano, confirmó que 15 policías resultaron heridos y al menos ocho personas fueron detenidas por violencia en una marcha a favor y otra en contra del gobierno de Rafael Correa.

El titular de la cartera ministerial informó que los funcionarios policiales fueron atacados con maderos y bombas molotov, pues la Agencia Pública de Noticias del Ecuador y Suramérica (Andes) pudo constatar que los uniformados fueron atacados con palos encendidos que trataban de ser contenidos con escudos de plástico con una leyenda que pedía: “manifiéstate en paz”.

"¿Dónde estaban cuando los maestros sólo ganaban 300 dólares?, ahora los profesores se pueden jubilar dignamente (...) La inversión en educación se ha cuatriplicado con respecto a otros gobiernos".

Rafael Correa

Entre los heridos se encuentran una mujer policía con un trauma torácico y otras agentes con heridas en el rostro.

Serrano catalogó de política la manifestación porque “no ha habido reivindicación, sino una acción desesperada por violentar la democracia (…) hemos visto una serie de hechos violentos que no pueden ser parte de una protesta, sino un acto delictivo”, explicó el Ministro, que acompañó a los agentes agredidos al hospital de la Policía Nacional.

Más temprano, un equipo de la agencia Andes fue agredido por sujetos que trataron de impedir la cobertura de la marcha de oposición y sustrajeron la credencial a un camarógrafo de este medio.

Se calcula que unas 4 mil personas se reunieron frente a la sede presidencial en apoyo al Gobierno, mientras la marcha opositora llenó unas 20 cuadras y avanzó hasta un punto próximo de la concentración oficialista.

La oposición de ese país, concentrada en centrales obreras, indígenas, médicos y estudiantes manifestaron contra las políticas e iniciativas del gobierno, entre ellas una enmienda constitucional para incorporar la reelección indefinida del presidente.

Mientras tanto, Correa expresó que "no hay gobierno en la historia que haya hecho más por la clase trabajadora que el Gobierno de la Revolución Ciudadana" y lamentó los incidentes que más temprano se suscitaron en la capital por la marcha del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) en los alrededores de la Plaza Grande.

Además, el Mandatario se refirió al tema de las utilidades de las telefónicas. "Entiendo la posición de los trabajadores de las telefónicas, es una decisión dura la que tomamos, pero no nos arrepentimos. "No podemos permitir que solo 4 mil familias reciban miles de dólares en utilidades con un espectro que es de todos los ecuatorianos", indicó.

El pasado martes, Correa advirtió que las marchas de la oposición se tratan de un plan desestabilizador como el que ha llevado a cabo la oposición en Venezuela contra el Gobierno de Nicolás Maduro.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.