• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La plataforma continental exige que se respeten las garantías de líderes políticos y sociales en Colombia.

La plataforma continental exige que se respeten las garantías de líderes políticos y sociales en Colombia. | Foto: ALBA-Movimientos.

Publicado 19 marzo 2016





Los movimientos sociales del Alba emitieron un comunicado en repudio a los crímenes de líderes políticos y sociales en Colombia. 

Los movimientos sociales de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-Movimientos) rechazaron este sábado los asesinatos y demás acciones criminales contra campesinos, dirigentes populares y políticos durante el mes de marzo en Colombia. 

>>Manifestantes colombianos firmes en sus reclamos contra Santos. 

Mediante un comunicado, la Plataforma Continental repudió el asesinato de 9 campesinos, 7 dirigentes populares y la captura de otros 3 líderes pertenecientes al Movimiento Político y Social Marcha Patriótica y al Congreso de los Pueblos.

Consideran que "estos hechos representan un recrudecimiento del accionar paramilitar, en connivencia con diferentes instituciones del Estado colombiano, particularmente con los aparatos de seguridad que vienen en un proceso de deslegitimación cada vez más profunda", versa el documento. 

>>Asesinan en el Cauca a líder social colombiano James Balanta. 

Asimismo, "llamamos la atención sobre el hecho de que líderes, lideresas y organizaciones sociales y de Derechos Humanos fueron ampliamente estigmatizados por la derecha colombiana y sus medios de comunicación, por denunciar que el paramilitarismo en Colombia no había desaparecido, tras la falsa desmovilización ocurrida en el 2005, y que evidentemente hoy esas organizaciones paramilitares se convierten en una real amenaza contra el proceso de paz y contra el anhelo de un verdadero Estado con democracia y con justicia social", aseguran. 

Por lo que, "rechazamos y denunciamos la persecución contra integrantes de diferentes movimientos sociales, campesinos, indígenas y afros por parte de la fiscalía y jueces parcializados, quienes han capturado de manera injusta a aquellos y aquellas que luchan por construir nuevas estructuras de poder popular y por defender los derechos que les ha sido negados por parte del  Estado colombiano durante décadas de abandono", versa la misiva

>>Las 15 demandas en Colombia. 

ALBA Movimientos también exhortó al continente a "solidarizarse con el proceso de lucha social y política del pueblo colombiano, y a rechazar los intentos de la ultraderecha por desarticular los avances de los Diálogos de Paz de La Habana entre el gobierno y las FARC-EP y los que se desarrollan en fase secreta aún con el ELN". 

"Al gobierno colombiano exigimos las garantías para el ejercicio de la política de todos aquellos que disienten y se encuentran en orillas distintas del poder, ya que sólo de esa manera los argumentos se impondrán sobre la violencia y podremos pensarnos no solo una Colombia en paz, sino todo un continente que marcha hacia la soberanía y la justicia social", concluye el texto. 

En Contexto 

El 10 de marzo de este año, el vocero de Marcha Patrótica en Colombia, David Flórez, expresó: “presidente Santos, el fortalecimiento del paramilitarismo y asesinato de líderes sociales demuestra que estamos en emergencia humanitaria”. 
Durante la primera semana de este mes, William Castillo, dirigente agrario de la región de Guamocó, fue el cuarto activista asesinado. El líder de la Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras “Aheramigua” fue baleado en el municipio de El Bagre (Antioquia) este 7 de marzo.
Un día antes, el joven comunista, Klaus Zapata, había sido victimizado por desconocidos en Soacha, Cundinamarca, cuando jugaba fútbol en esa localidad limítrofe con Bogotá.
El pasado miércoles, la Unión Europea (UE) expresó su "preocupación" ante los recientes asesinatos colombianos y exigió  “que todos los asesinatos sean esclarecidos y los responsables llevados ante la justicia”.
En un comunicado emitido por las delegaciones de las 28 naciones presentes en el país suramericano, condenaron las muertes violentas de estos líderes comunitarios y piden que sea reforzada la seguridad.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.