• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Desde que ocurrió la violación en el 2007, Margarita asegura que el miedo en la aldea es constante.

Desde que ocurrió la violación en el 2007, Margarita asegura que el miedo en la aldea es constante. | Foto: The New York Times

Publicado 8 abril 2016

Margarita Caal junto a 10 mujeres de su aldea maya en Guatemala presentaron una denuncia en Canadá por el caso de negligencia Caal vs. Hudbay Mineral Inc.

Margarita Caal explicó que en el 2007 llegó a su aldea un camión de soldados, policías y guardias de seguridad canadienses. Media docena de hombres armados entraron en su casa de una sola habitación. No la dejaban salir y se comieron los alimentos que había hecho para los niños.

Las mujeres, aún cuando tardaron mucho tiempo en hablar sobre lo que pasó esa tarde, precisaron que fueron violadas por los soldados “unos tras otros”. Cuando terminaron, las sacaron de las casas y prendieron fuego al lugar.

Los soldados dijeron que habían llegado para desalojarlas porque vivían en una tierra que pertenecía a la empresa minera canadiense.

Pero la denuncia por negligencia de Caal y otras 10 mujeres de su aldea que alegan haber sido violadas ya ha superado, junto a otras dos, varios reveses legales.

>> México cerró 2015 con 10 mil denuncias por violación de DD.HH.

El año pasado una decisión judicial ordenó que Hudbay le diera a los abogados de la mujer una cantidad de documentos que esperan incluyan información interna de la empresa. Hudbay, que no era propietaria de la mina cuando sucedieron los desalojos, niega haber hecho algo malo.

El dato: Más del 50 por ciento de las empresas de exploración y explotación minera tenían su sede en Canadá en 2013, según datos del Gobierno canadiense. Esas 1500 empresas tenían intereses en al menos 8 mil lugares en más de 100 países.

Desde entonces, las víctimas han tenido hasta ahora poco éxito con la justicia canadiense.

Sus abogados han tratado de presentar casos por violaciones de los derechos humanos y por delitos internacionales.

En la mayoría de los casos los jueces han decidido que Canadá no tiene jurisdicción y que ese tipo de denuncias deben presentarse en el lugar donde se cometió el delito aunque se trate de un lugar corrupto o disfuncional.

>> Andrés Bódalo: sindicalista andaluz preso en la Europa de los Derechos Humanos

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.