• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandatario discutirá situación de Venezuela aún cuando tiene pendiente problemas de su nación por enfrentar.

El mandatario discutirá situación de Venezuela aún cuando tiene pendiente problemas de su nación por enfrentar. | Foto: EFE

Publicado 27 mayo 2016





En lugar de abocarse a los problemas reales de los españoles, el jefe del Gobierno español insiste en su agenda de desestabilización internacional. 

El presidente del gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, convocó para este viernes al Consejo de Seguridad Nacional (CSN) para abordar la situación en Venezuela y la seguridad de los españoles residentes en el país suramericano. 

De acuerdo a informaciones del diario El Mundo, el Gobierno de Rajoy destacó una preocupación existente por "la inestabilidad que rodea a los intereses empresariales españoles", pues en Venezuela trabaja un buen número de empresas de primer nivel, dejando de lado la situación de económica, política y social de España.

>> Pobreza en España: 28,6 % apenas paga sus necesidades básicas

La convocatoria se hace justo cuando la relación que mantienen ambos gobiernos enfrenta dificultades y luego que el mandatario del país suramericano, Nicolás Maduro, denunciara acciones injerencistas de la mano de Rajoy y la prensa de su nación, con el objetivo de derrocarlo.   

Venezuela expresó el mes pasado a través de un comunicado su repudio al apoyo y soporte brindado por España a los factores de oposición al proyecto bolivariano. 

>> Maduro a Rajoy: usted no tiene moral para hablar de Venezuela

El CSN es el brazo delegado del gobierno para los asuntos que afectan la seguridad nacional y está integrado, entre otros, por el presidente del Gobierno, el vicepresidente, los ministros de Exteriores, Justicia, Defensa, Hacienda, Fomento, Industria, Economía y Sanidad.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, en esa misma oportunidad hizo extensivo su reclamo por la "política injerencista" de la nación europea sobre los asuntos internos del país suramericano, por considerar que vulnera los deberes que dicta el Derecho Internacional sobre las relaciones entre los países. 

Del mismo modo, a principios de año Maduro solicitó a su homólogo español ocuparse de sus propias obligaciones. "Presidente Rajoy usted ocúpese de sus problemas, de los desahucios, de la gente sin vivienda, del desempleo que ronda a millones de españoles, del empleo precario y de sus problemas allá”, declaró. 

>> Aumenta 2,3 millones los españoles en el exterior

Estas declaraciones surgieron después que Rajoy expresara que la situación política y económica en Venezuela "no es buena" y pidiera que se "convirtiera en un país libre y democrático". Pero, ¿a qué hace referencia el mandatario venezolano con los problemas de España?, conozca lo que deja Rajoy cuando falta poco para que termine su gestión. 

Situación laboral, una agenda pendiente 

La situación del mercado laboral español tuvo su peor caída entre 2011 y 2015, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Solo en diciembre del año pasado se contabilizaron 58 mil ocupados menos que el mismo mes de 2011. 

Refiere el portal Espacio Público que solo en la mitad de la legislatura de Rajoy se registró un millón 017 mil 800 empleos destruidos. 

Asimismo, señala que 2014 cerró con 477 mil 900 trabajadores parados menos y 2015 con 678 mil, que en total suman un millón 156 mil 100 personas, pero solo 959 mil de ellas encontraron un empleo. 

Los 196 mil restantes tuvieron que buscarse una vida fuera de España o desistieron de buscar un trabajo ante las nulas posibilidades de encontrarlo. 

Por otro lado, el empleo que se ha creado en los dos últimos años ha sido en general de baja calidad porque ha crecido el carácter temporal de los mismos y hay menos gente trabajando a tiempo completo. 

La EPA indica que en cuanto a temporalidad, 2015 terminó con 251 mil trabajadores indefinidos menos que en 2011, mientras que el número de temporales aumentó en 89 mil 300 en el tiempo que ha estado Rajoy al poder. 

El dato: El desempleo en España es de 21 por ciento, mientras que en Venezuela es de 6 por ciento.

La malnutrición en España 

Rajoy se ha manifestado preocupado por la "emergencia humanitaria" en Venezuela, sin embargo, la página web La Sexta refiere que en Andalucía más de 14 mil niños pasan hambre a diario, mientras que en Canarias, la comunidad autónoma más pobre, la cifra es de 112 mil infantes con problemas de malnutrición. 

El panorama es similar en Castilla y León, donde casi 77 mil personas necesitan de los bancos de alimentos para poder comer; y en Valencia 9 mil familias se ven afectadas por una dieta desequilibrada. 

Según Aitor Murciano, director nacional de Juventud de Cruz Roja, "no podemos decir que la infancia española está desnutrida, pero sí hay malnutrición". Los menores comen, pero su dieta tiene muchas carencias, principalmente de carne y de pescado.

La deuda pública al borde del 100 por ciento del PIB

La deuda pública de España trepó en 14 mil 031 millones en marzo, su mayor repunte desde el mes de mayo de 2014, y se situó en 1,095 billones de euros (mil 220,68 billones de dólares), con lo que supera el ratio del 100 por ciento del PIB por primera vez en un siglo, según datos publicados por el Banco de España.

Es decir, que el Estado debe ya más dinero que la riqueza que genera España, ya que, pese a que la economía sigue creciendo, lo hace a menor ritmo que los compromisos de pago.

España no sobrepasaba el 100 por ciento de deuda en relación al PIB desde 1909, cuando sobre las finanzas públicas pesaba el fin del dominio español sobre Cuba y Filipinas.

“Para una economía como la española, un nivel de deuda sobre el PIB del 60 por ciento preocupa. Más del 90 por ciento, es alarmante. Así que el 100 por ciento, con un déficit del 5 por ciento, es para temblar. La crisis de deuda no se ha acabado, diga lo que diga el Gobierno”, dijo el economista e historiador, Francisco Comín, al diario El País a principios de mayo de este año. 

Medidas relacionadas con las pensiones, educación y salud 

El portal 20 minutos señala que una de las primeras medidas del gobierno de Rajoy fue el repago en junio de 2012, que fija distintos porcentajes de cobro por los medicamentos en función de la renta y contempla, por primera vez, que los pensionistas paguen una parte del precio de ciertas medicinas. 

Sanidad incluyó en el repago las prótesis, el transporte sanitario no urgente, muletas, sillas de ruedas y audífonos. Con este nuevo sistema, más de 450 medicamentos fueron excluidos de la financiación pública. 

En este punto también se ubica la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles, pese a que el partido del mandatario español, el Partido Popular (PP), indicó durante la campaña electoral que "garantizaría siempre el respeto a los Derechos humanos y a la dignidad de las personas con independencia de su situación legal o administrativa". 

Desde la eliminación de este beneficio, medida que entró en vigencia el 1 de septiembre de 2012, el gobierno  ha dado de baja 748 mil 835 tarjetas, la mayoría de extranjeros irregulares, pero también de españoles mayores de 26 años que no cotizan a la Seguridad Social y a quienes estuvieron dos años de paro.

Sólo en educación y sanidad el gobierno de Rajoy aprobó un recorte de 10 mil millones de euros (11 mil millones de dólares), lo que es considerado por los expertos en la materia como el mayor recorte de servicios sociales de la democracia. 

Asimismo, endureció la política de otorgamiento de pensiones, haciendo que las personas trabajen más años y cotizar más tiempo para cobrar una pensión. 

La promesa de más recortes  

De cara a las nuevas elecciones, el presidente en funciones envió a Bruselas el pasado 5 de mayo una carta en la que promete nuevos recortes si gana la contienda. 

"Conscientes de la necesidad de salir del procedimiento por déficit excesivo cuanto antes, en la segunda mitad del año, una vez haya un nuevo Gobierno, estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas, si se requieren, para cumplir con el objetivo"​, reza el texto.

Los líderes del PSOE y de Ciudadanos, Pedro Sánchez y Albert Rivera, criticaron la actuación. 

“Rajoy dice una cosa bien distinta en Bruselas y otra en España. Aquí dice que bajará impuestos y en Europa, lo contrario”, manifestó el líder socialista.

Por su parte, el líder de Ciudadanos afirmó que “Rajoy no se puede comprometer a hacer recortes cuando los españoles no han ido a las urnas y no sabe si va a ser o no presidente”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.