• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  •  En México, el consumo de marihuana se encuentra en una situación de incertidumbre legal sobre su consumo, pero su cultivo y venta están penalizados.
    En Profundidad

    En México, el consumo de marihuana se encuentra en una situación de incertidumbre legal sobre su consumo, pero su cultivo y venta están penalizados.

La guerra contra las drogas provocó 200 mil muertos en 12 años. AMLO propone una estrategia de despenalización como parte de un plan de paz. Entérate por qué.

El presidente electo de México, Andrés Manuel Lopéz Obrador (AMLO) dio carta abierta a su futura secretaria de Gobernación, Ola Sánchez Cordero, para que, ante el fracaso del prohibicionismo y la militarización del país, abra el debate sobre la posible legalización de drogas como parte de una estrategia para frenar la violencia endémica del país.

En este nota, algunas respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la propuesta.

¿Qué drogas actualmente ilícitas propone legalizar la propuesta de AMLO?

La iniciativa de debatir la legalización de drogas no tiene un proyecto de ley específico hasta el momento. AMLO convoca a un debate nacional que permita expresar la postura de todos los sectores, y formular paralelamente políticas de prevención y tratamiento de las adicciones más eficaces que las inspiradas en el prohibicionismo.

>>AMLO evalúa despenalización de drogas para frenar la violencia

Hay sectores que proponen legalizar el cultivo, consumo y distribución de drogas de origen vegetal como la marihuana y la amapola. En la actualidad, el consumo de marihuana se encuentra en una situación de incertidumbre legal sobre su consumo, pero su cultivo y venta están penalizados.

¿Por qué el presidente electo de México propone un debate sobre la despenalización de drogas como una forma de frenar la violencia?

Durante los últimos 12 años México ha vivido una ola de violencia desatada por el lanzamiento, durante el gobierno de Felipe Calderón, de la “guerra contra el narco”. Esta iniciativa, alentada por las autoridades de EE.UU. ha provocado un enfrentamiento del Estado contra las bandas del crimen organizado, y también de los distintos cárteles entre sí, que ha dejado más de 200 mil muertos y 35 mil desaparecidos. Sólo en 2017 se contabilizaron 25 mil asesinatos.

 

Sin embargo, la guerra contra el narco no ha debilitado el poder de los cárteles, y en cambio, ha dejado en evidencia que las redes del narcotráfico han penetrado en las instituciones políticas, económicas y judiciales, donde cuentan con la complicidad de muchos de sus miembros. Es lo que se conoce como el “narcoestado”.

¿Es la adicción a las drogas un grave problema en México?

Al igual que en otras partes del mundo, la marihuana forma parte de la vida cotidiana de muchos círculos en México. Sin embargo, la adicción a drogas más duras no constituye un especial problema de salud pública, según especialistas.

En cambio, el accionar del narcotráfico genera ajusticiados y asesinatos, secuestros extorsivos, chantaje a funcionarios y un panorama general de inseguridad que el gobierno de AMLO pretende resolver con una serie de medidas, entre ellas la despenalización.

La medida acompaña una modernización legislativa que también han impulsado ocho estados en el vecinos Estados Unidos, y por ese motivo muchos sectores consideran anacrónica la persistencia del prohibicionismo.

 

¿Se espera que con la simple legalización desaparezcan los cárteles del nacrotráfico?

No. La iniciativa de la legalización es parte de una estrategia general para desarmar el poder del narco, y se plantea acompañada de acciones paralelas. A la par de la legalización -que le permitirá a aquellas organizaciones que se quieran integrar a la sociedad reinventarse como empresas formales- la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda combatirá al narcotráfico en sus fortalezas económicas que le permiten operar y corromper.

>>EE.UU. en contra del debate en México para despenalizar drogas

En las aduanas los retenes implementarán una mayor tecnología para el rastreo de armas y dinero, para evitar que las organizaciones criminales se surtan. Y se propondrá una amnistía, que deberá ser respaldada por las víctimas, y no incluirá a los que hayan cometido crímenes aberrantes y asesinatos.

Voceros del departamento de estado en EE.UU. han anticipado su oposición al proyecto.

¿Qué opinas? Participa en este foro de teleSUR


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.