• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El Gobierno venezolano investiga la desaparición de unos mineros al sur del estado Bolívar en medio de una campaña mediática de la derecha que le atribuye la responsabilidad en el caso.
    En Profundidad

    El Gobierno venezolano investiga la desaparición de unos mineros al sur del estado Bolívar en medio de una campaña mediática de la derecha que le atribuye la responsabilidad en el caso.

El rumor de una masacre de 28 buscadores de oro en una mina ilegal en Tumeremo, al sur del estado Bolívar, ocupa actualmente la proyección mediática nacional e internacional, que busca forjar una matriz de opinión contra el Gobierno venezolano sobre la vulnerabilidad de los derechos humanos.
La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, informó este lunes que las labores de investigación en torno a la desaparición de mineros en la localidad de Tumeremo, condujeron al equipo de especialistas a un lugar donde fueron hallados cuatro cadáveres.

Detalló que las exhumaciones se realizaron selva adentro, cerca de la zona minera nuevo Callao, en el estado Bolívar (región suroriental) e indicó que se desconoce si hay otros cuerpos en la zona.

En entrevista para el canal venezolano Globovisión precisó que un equipo conformado por personal del Ministerio Público (MP) y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), han llevado a cabo un estudio riguroso que incluye entrevistas con testigos, recolección de evidencias y el abordaje a tres lugares, uno de ellos donde hallaron los restos humanos.

Odontólogos y antropólogos permanecen en el sitio para identificar a los cadáveres y confirmar si efectivamente están relacionados con los mineros que fueron reportados como desaparecidos por un grupo de familias en la población de Tumeremo, estado Bolívar.

Luisa Ortega Díaz precisó que "estamos casi convencidos de que en total son 21 personas las desaparecidas, de las que 18 ya hemos identificados plenamente, con ayuda de las declaraciones de los familiares".

"Hasta ahora tenemos la seguridad de que se tratan de 21 personas, por el rigor técnico y científico de la investigación", aseveró la fiscal General de la República, para luego agregar que los avances de las pesquisas permitieron incautar 11 vehículos, entre ellos, un camión al que se le realizó un barrido y pruebas de luminol.

Además, fueron entrevistados 14 testigos y a cada uno se les dictó medidas de protección y seguridad, tanto para ellos, como para sus familiares.

La funcionaria venezolana aseguró que están determinando el móvil del crimen e investigando las circunstancias que llevaron a la desaparición de estas personas al sur del país. 

Claves del caso Tumeremo


- La presunta desaparición de 28 mineros en Tumeremo, municipio Sifontes del estado Bolívar (sureste de Venezuela) y la propagación del rumor, coincide con la promulgación del Arco Minero del Orinoco, que busca la reestructuración de toda la minería en un área de 112 kilómetros cuadrados, cuyas reservas serán certificadas para la explotación por medio de empresas mixtas.

- La activación del Arco Minero supone que el Estado tome control de la zona, lo cual afectaría los intereses de quienes ejecutan la explotación informal.

- Los primeros en difundir el rumor fueron dos políticos de derecha: el diputado Américo De Grazzia y el exgobernador de esa entidad Andrés Velásquez, quienes han sido denunciados por sus vínculos con la minería ilegal.

- No es la primera vez que se difunde un rumor de este tipo. Una "masacre" también copó las portadas de los medios de comunicación en agosto de 2012 en Irotatheri, donde una ONG local reportó la matanza de 80 integrantes de comunidades yanomamis. No obstante, las autoridades descartaron oportunamente los hechos. El contexto era la elección presidencial del 7 de octubre y la oposición quiso descalificar la gestión del entonces presidente Hugo Chávez en su defensa por las comunidades indígenas.

¿Cuáles son los objetivos?


- Desacreditar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) atribuyéndole la responsabilidad de la masacre

- Reeditar en Venezuela operaciones de bandera falsa con hechos estremecedores y financiados por grupos de poder como el caso de la masacre de Curuguaty, en Paraguay (2012) o el de la masacre y desaparición de 43 normalistas en México (2014)

- Complicar el debate sobre el Arco Minero creando una matriz de opinión para que los venezolanos rechacen la activación de este motor económico

El dato: Las operaciones de bandera falsa son actividades encubiertas llevadas a cabo por organizaciones o grupos de poder que hacen parecer que fueron realizadas por otras entidades.

El rumor de una masacre es un hecho mediático que al ser replicado con fuerza en el ámbito internacional genera una percepción negativa contra el Estado venezolano y cuyo objetivo dentro de la Guerra No Convencional es la desestabilización. En Venezuela, la Asamblea Nacional está liderada por la derecha y puede dirigir este caso a organismos multilaterales aliados como la OEA y la Unión Europea. La guerra mediática simplificará su tarea señalando como el responsable directo de todo lo que sucede al gobierno de Nicolás Maduro. Los intentos de la derecha de una salida inconstitucional del presidente no han cesado.

Las autoridades del Gobierno venezolano a través del defensor del Pueblo Tarek William Saab, el ministro de Interior y Justicia, Gustavo González López, así como fiscales del ministerio Público se han desplegado en la zona para esclarecer el hecho. El presidente Nicolás Maduro abrió la hipótesis de que grupos paramilitares estarían involucrados en lo sucedido en Tumeremo, avizorándolo como una reacción de estos grupos ante la instalación del Arco Minero y los planes que desde esa política de Estado plantean la regularización de la situación minera en Guayana.


La maniobra de los medios para difundir la "masacre"


La circulación de este rumor, impulsada por diputados de la derecha venezolana y medios de comunicación internacionales como la BBC y CNN, se produce solo días después de que el Gobierno nacional anunciara la activación del motor minero en el país y cuando la oposición establece diversas estrategias en un nuevo intento por acabar con el mandato del presidente legítimamente electo.

El gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, advirtió que sectores de la derecha han atacado el Registro Minero, iniciado hace dos semanas para censar y registrar a cooperativas, asociaciones, pequeñas y medianas empresas y mineros artesanales que laboran en los municipios Roscio, El Callao, Sifontes, Gran Sabana y Cedeño, porque fue todo un éxito. La semana pasada la inscripción iniciaría en Tumeremo. 

Advirtió que es evidente que hay grupos políticos y económicos que intentan alterar el orden público para frenar este proyecto porque "se nutren financieramente de la anarquía que hay en esas minas ilegales y ven que esto se acabará gracias a la acción del Estado para organizar la minería en todos sus niveles".

El énfasis discursivo se evidencia en uno de los medios venezolanos, El Estímulo, que cambió los nombres de los testigos que aparecen en el trabajo periodístico "por razones de seguridad". El lector debe confiar en el relato que ellos brinden sobre cómo sucedió el hecho y quiénes son los actores involucrados.

Una de las testigos de este medio asegura que en una alcabala fueron interceptados los mineros por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que habrían disparado contra ellos. Este es la única declaración, la única "fuente", que soporta la presunta relación de los organismos de seguridad del Estado con "la masacre" y que minutos antes de comenzar el horror, la testigo asegura que apareció un hombre “vestido con chaleco de la Guardia Nacional”. Él se presentó ante los capturados y comentó que tenía orden para “barrer Tumeremo”, agrega el reportaje de este medio.

Más allá del relato ¿cómo la testigo constató que habían funcionarios del Sebin y del Cicpc en esa alcabala? ¿estuvo allí? ¿cómo se salvó de la "masacre"? 

La construcción de esta "masacre" está sustentada en testimonios de "sobrevivientes", de los cuales no hay nombres ni fotos, ni forma de comprobar el hecho bajo el argumento de "resguardo de la identidad". Los reportajes apelan al miedo de las víctimas para ocultar la falta de pruebas verificables del hecho. 

El periodista Ricardo Sánchez del portal Ricardo Lo Dice grabó una entrevista telefónica con uno de los "sobrevivientes" de la "masacre". El audio fue republicado por El Nacional, y se diferencia de El Estímulo y Efecto Cocuyo, porque la afirmación es que funcionarios del Sebin y Cicpc le disparaban a todos los que cruzaban la alcabala, pero que a él "no le pegaron" mientras socorría a un compañero del que tampoco dijo nombre. ¿Cómo escapó de esas ráfagas de fuego que, según él, eran expulsadas por varias R-15?

La agencia estatal británica BBC y el diario venezolano El Nacional soportan la "masacre" con testimonios de sobrevivientes responsabilizando a "funcionarios policiales".

Fuente: Tres maniobras de intoxicación de los medios "independientes" en torno a Tumeremo disponible en misionverdad.com

La respuesta de Nicolás Maduro


El presidente venezolano llamó a la derecha del país no politizar el tema de la presunta desaparición de unos mineros en Tumeremo porque de ser cierto "es un hecho que duele a toda la nación". Ordenó investigar el hecho hasta su última instancia y castigar "con mano de hierro" a quien esté involucrado. "En Venezuela hay y habrá justicia", resaltó.  

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, designó un fiscal especial para el caso. El defensor del Pueblo, Tareck William Saab, encabeza una Comisión de Estado que se trasladó a la localidad para escuchar a los denunciantes. Mientras que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana desplegó a más de mil soldados por cielo y tierra.

La Defensoría del Pueblo entrevistó a los familiares de los desaparecidos con la idea de darles acompañamiento y recabar información sobre lo sucedido. Todos los organismos de seguridad protegen a los denunciantes y a los familiares de las posibles víctimas

La hipótesis de las autoridades es una posible matanza en una guerra de bandas de esta zona minera, en donde estarían involucrados paramilitares. Tarek William Saab reveló en su comparecencia ante la prensa este 9 de marzo que “existe la participación criminal de sujetos al margen de la ley e incluso algunos de nacionalidad colombiana”, cuyos datos fueron aportados por los testigos. Declinó aportar más detalles por el momento que puedan dañar la investigación, pues se encuentran “en reserva legal”.

Zona Militar Especial


La creación de la Zona Militar Especial para reforzar la seguridad en las áreas mineras del sur del estado Bolívar fue anunciado por el presidente Nicolás Maduro para la seguridad y tranquilidad de los pequeños mineros artesanales que en muchas ocasiones afrontan presiones de mafias del sector y la protección de los proyectos industriales que se promoverán dentro del Arco Minero del Orinoco.

Maduro recalcó que el Plan del Arco Minero es el que va a solucionar estructuralmente y de manera absoluta las irregularidades y la explotación que se da en las minas de la zona. "Vamos a poner orden", aseveró.

Venezuela es el segundo país con mayor número de reservas auríferas


La minería es una de las fuentes más inmediatas con las que Venezuela puede equilibrar sus ingresos tras la abrupta caída de los precios del crudo que provocaron una baja del 97 por ciento de sus ingresos en divisas.

El Motor Minero de Desarrollo es el octavo de los 14 establecidos para incentivar la productividad en Venezuela y busca el impulso de la minería de forma lícita, ordenada y como una propuesta real que asegure espacios para la generación de divisas para el país.

Para la transformación de los procesos productivos del sector minero, el Ejecutivo plantea un nuevo esquema para la exploración y extracción de minerales con el desarrollo del Arco Minero del Orinoco, ubicado en el estado Bolívar (sur), que posee alrededor de 200 millones de toneladas de bauxita y unas 44 mil toneladas entre oro y diamantes.

Para concretar este plan, el jefe de Estado firmó el decreto del Plan de Cuantificación y Certificación de Reservas de los principales minerales que se encuentran en el Arco y que prevé certificar tres áreas de ese eje estratégico de 111 mil kilómetros cuadrados, donde existen yacimientos de oro, niquel, coltán, piedras preciosas, hierro, bauxita y otros minerales de alto valor industrial.

El dato: El desarrollo de un proceso de certificación permitirá que Venezuela se ubique como el segundo país con mayor número de reservas auríferas 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.