• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las cancillerías de ambos países han mostrado enérgicamente su rechazo a las medidas unilaterales de Estados Unidos.

Las cancillerías de ambos países han mostrado enérgicamente su rechazo a las medidas unilaterales de Estados Unidos. | Foto: EFE

Publicado 13 marzo 2020



Blogs



La medida fue anunciada horas después de que Maduro instara a EE.UU. a abandonar su política agresiva.

El canciller venezolano Jorge Arreaza manifestó este jueves el rechazo del Gobierno bolivariano a la nueva sanción económica dictada por el Ejecutivo estadounidense contra la petrolera rusa Rosneft.

LEA TAMBIÉN

EE.UU. sanciona a otra filial rusa por vínculos con Venezuela

En su cuenta en la red social Twitter, Arreaza condenó esta nueva agresión, e instó a Estados Unidos a respetar el derecho Internacional y la soberanía de Venezuela.

La medida estadounidense es la última expresión de la política de guerra económica de esa nación norteamericana contra Venezuela, que ha sido reiteradamente denunciada por las autoridades del país bolivariano.

Recientemente, el Gobierno venezolano presentó una demanda ante la Corte Penal Internacional para que la misma ventile las violaciones a los Derechos Humanos que comete EE.UU. con su política hostil.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, así como los principales representantes de la Revolución Bolivariana, se han hecho eco de las denuncias a través de diferentes medios, siendo respaldados por varios miembros de la comunidad internacional como Cuba, China, Irán y Siria.

Por su parte, el Gobierno ruso manifestó que ni ésta, ni ninguna sanción, haría variar el curso de sus relaciones con Venezuela, posición que han venido sosteniendo ante las crecientes agresiones de corte económico y comercial de la potencia norteamericana.

Rusia ha denunciado que las sanciones dictadas por EE.UU., con el supuesto fin de eliminar las fuentes de financiamiento del Gobierno legítimo de Venezuela, tienen en realidad el objetivo de llegar a controlar el mercado petrolero mundial.

Igualmente, las autoridades del país euroasiático han afirmado que el ejecutivo estadounidense ha adoptado esta política agresiva ante la imposibilidad de competir en pie de igualdad con las empresas rusas en el mercado petrolero mundial.

Por otra parte, ha trascendido el doble estándar que caracteriza la política de sanciones de los Estados Unidos, que por un lado autoriza que sus bancos realicen operaciones en Venezuela, y otorga licencias comerciales a Visa, MasterCard, American Express, Western Union y Moneygram para que continúen su presencia en el país sudamericano, y por otro, sanciona a Rusia por operar con el petróleo venezolano.

EE.UU. impuso la sanción a la empresa TNK Trading International S.A. (TTI), filial radicada en Suiza de Rosneft, la cual controla sus operaciones desde el año 2017. TTI había asumido las operaciones con Venezuela que dejó Rosneft Trading S.A. (RTSA), otra filial de la corporación rusa.

RTSA también había sido objeto de sanciones por parte de las autoridades estadounidenses en el mes de febrero. Las sanciones impuestas incluyen la congelación de todos los activos que dichas empresas tengan en territorio de EE.UU., o bajo el control de entidades o personas de esa nacionalidad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.