• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Ucrania ocupó el centro de la más reciente converssación telefónica entre Putin y Merkel, en el cual Rusia habría trazado "líneas rojas" al respecto.

Ucrania ocupó el centro de la más reciente converssación telefónica entre Putin y Merkel, en el cual Rusia habría trazado "líneas rojas" al respecto. | Foto: EFE

Publicado 8 abril 2021


Blogs



Donbás vuelve a ser el escenario de tensiones entre Rusia, Ucrania y la OTAN, a propósito de ejercicios militares allí.

Las tensiones entre Rusia y Ucrania se han incrementado durante meses en las aguas que rodean a la península de Crimea, que Moscú incorporó, tras un referéndum, a su territorio, en 2014. Ambos países están enfrentados, de forma indirecta, en tierra, con las fuerzas ucranianas combatiendo a separatistas apoyados por Rusia en el este de Ucrania.

LEA TAMBIÉN: 

Rusia alerta sobre posible ingreso de Ucrania en la OTAN

¿Por qué las aguas que rodean a Crimea son una zona de conflicto?

Desde que Moscú se anexó Crimea en 2014, las tensiones entre ambos países se han incrementado por el acceso al mar Negro y al mar de Azov, los cuales rodean la península. Y tanto Moscú como Kiev han estado aumentando su presencia militar en la zona. La zona entre el mar Negro y el mar de Azov, donde ocurrió la última confrontación, es un laberinto de fronteras disputadas y derechos en disputa para tener acceso por el estrecho de Kerch.

En 2014 combatientes separatistas pro rusos lanzaron un enfrentamiento armado en las regiones de Donetsk y Luhansk, en el este de Ucrania. Ese país reclama el derecho a patrullar todo el mar de Azov, como lo establece un tratado con Rusia que declara al mar como aguas territoriales compartidas entre ambos países.

Sin embargo, el tratado fue firmado mucho antes de que las relaciones entraran en crisis después que un episodio de las llamadas "revoluciones de colores" condujeron a la destitución del entonces presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, en 2014.

¿Qué ha hecho el presidente Zelenski en las últimas semanas?

El actual presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, acusa a Moscú de "mostrar músculo" en la frontera con las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, e incrementar la presencia de tropas en la zona con la excusa de ejercicios militares.

En los últimos días Kiev ha puesto en marcha una intensa actividad diplomática con sus socios internacionales, sobre todo Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), para "alertar" sobre la escalada en el este del país. La propia organización tiene previsto el desplazamiento de efectivos militares en la zona.

Zelenski recabó el viernes el apoyo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien le mostró el "inquebrantable apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania a la vista de la continuada agresión de Rusia en el Donbás y Crimea".

¿Qué dice Rusia al respecto?

El mandatario ruso, Vladímir Putin, en una reciente conversación con la canciller alemana, Angela Merkel, llamó la atención sobre "las acciones provocadoras" de Kiev, que "ha estado exacerbando la situación en la línea de contacto" entre las tropas ucranianas y las milicias de las repúblicas populares no reconocidas de Donetsk y Lugansk.

El presidente ruso enfatiza la necesidad de que Kiev implemente los acuerdos firmados, "principalmente para establecer un diálogo directo con Donetsk y Lugansk y legalizar el estatus especial del Donbás".

Por su parte, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, afirmó que representantes de Moscú y Washington mantuvieron conversaciones sobre los últimos acontecimientos ocurridos en el este de Ucrania. "Aseguraremos que nuestra seguridad y nuestros intereses estén garantizados cualquiera que sea el desarrollo de los eventos. No queremos una escalada, pero estamos listos para cualquier giro [de la situación]", indicó.

Para completar, el Kremlin advirtió este jueves que se "verá obligado" a intervenir en el Donbás si las autoridades ucranianas organizan en el este del país una matanza similar a la de la ciudad bosnia de Srebenica en 1995: "Hoy todo depende de la magnitud de los enfrentamientos. Si allí tiene lugar, como dice nuestro presidente (Vladímir Putin), una Srebenica, entonces nosotros nos veremos obligados a acudir en su ayuda", dijo Dmitri Kozak, viceprimer ministro ruso.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.