• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pese a las críticas, Trump defiende su política de "tolerancia cero".

Pese a las críticas, Trump defiende su política de "tolerancia cero". | Foto: Reuters

Publicado 20 junio 2018

Pese al rechazo mundial, el presidente Donald Trump defiende la polémica política de "tolerancia cero" que contempla que niños sean separados de sus padres en la frontera sur de EE.UU.

En el marco de la política "tolerancia cero" contra los migrantes, el Gobierno del presidente Donald Trump separó a niños, incluidos bebés, de sus familias migrantes una vez que estos ingresaron a territorio estadounidense.

Cerca de dos mil niños han sido recluidos en especies de jaulas ubicadas en la frontera con México, en las que aguardan mientras el Gobierno decide procesar a los padres.

Las acciones emprendidas por la Administración de Trump generaron una serie de críticas, pues son muchos dentro y fuera de Estados Unidos (EE.UU.) los que consideraron que tales medidas representan una violación a los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes.

>> El Salvador y Honduras exigen no separar a familias migrantes

Trump se defendía acusando a los demócratas de ser responsables de la situación, mientras que estos tildan la práctica de "diabólica", y rechazaban la acusación, al tiempo que piden una reforma migratoria que ponga fin al problema.

Sin embargo, este miércoles el mandatario estadounidense firmó una orden para acabar con la separación de las familias de inmigrantes que llegan a la nación, al tiempo destacó que continuará con las políticas "tolerancia cero".

"Sigue siendo una tolerancia cero. Tenemos cero tolerancia para las personas que ingresan ilegalmente a nuestro país", apuntó el jefe de Estado.

>> México critica separación inhumana de niños migrantes en EE.UU.

¿Qué quiere Trump? 

El mandatario estadounidense desea que el Congreso se ponga de acuerdo y lleve adelante una legislación migratoria que contemple tanto la ilegal como la legal.

Además, según Trump, esta nueva ley también debe fijar un fondo por cerca de 25.000 millones de dólares para la construcción del muro en la frontera con México

Para algunos analistas, las acciones emprendidas por el mandatario estadounidense en cuanto a la separación de menores de sus familias son simplemente una manera de ejercer presión en el Congreso para así lograr la reforma migratoria que él tanto desea.

Otros especialistas consideran que es una manera de persuadir a las familias migrantes para evitar que estas entren al país.

¿A qué se opone Trump?

Trump está en contra de una norma aprobada por el Congreso durante el Gobierno de George W. Bush, en 2008, que obliga a liberar de centros de detención policial a los menores migrantes que ingresaron solos a EE.UU. Además, impide que estos menores, siempre y cuando no sean de Canadá o México, sean deportados.

Asimismo, la norma indica que los tribunales no pueden mantener durante más de 21 días a una madre y a su hijo en un centro de detención. Sin embargo, al separar a las familias, tal como lo hace la política de "tolerancia cero", ese límite ya no existe.

¿Por qué el Gobierno de Trump separa a los niños de sus padres?

El actual Gobierno de EE.UU. sostiene que muchas familias que piden asilo y esperan que sus casos sean procesados, optan por diluirse en la sociedad estadounidense y no defender sus casos. Según Trump, esto es un "problema y una estrategia" que abre las puertas a todo aquel que quiera ingresar a EE.UU.

Con la política de tolerancia cero, anunciada el 7 de mayo por el fiscal general y secretario de Justicia, Jeff Sessions, toda persona que ingrese indocumentada a EE.UU. será retenida y enfrentará cargos criminales. Si se trata de familias, los niños son separados de sus padres. 

Han pasado seis semanas desde que esta política de "tolerancia cero" fue puesta en marcha y el número de niños separados de sus padres pasa los 2.000.

¿Qué pasa con los niños?

Luego de que los padres son detenidos e imputados con cargos, ocurre la separación de las familias y los menores -entre un año y 18- son entregados a la Oficina de Instalación de Refugiados (ORR, por su sigla en inglés).

Estos son llevados a "centros de acogidas", unas jaulas atadas con cadenas al piso, donde duermen en colchones sobre concreto.

Según el Gobierno, la ORR se encargará de instalar a los niños que llegaron solos con familiares que vivan en EE.UU. El proceso de reubicación puede tardar meses.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.