• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Altares improvisados fueron levantados el domingo para rendir homenaje a las 50 personas que murieron el viernes en un ataque terrorista en Nueva Zelanda.

Altares improvisados fueron levantados el domingo para rendir homenaje a las 50 personas que murieron el viernes en un ataque terrorista en Nueva Zelanda. | Foto: Reuters

Publicado 18 marzo 2019

El supremacista blanco Brenton Harris Tarrant compró por correo en línea las armas que utilizó para el ataque a las mezquitas el viernes pasado.

Centenares de personas levantaron altares improvisados el domingo para rendir honores a las 50 personas asesinadas por un hombre de ideología neonazi al interior de dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, en la costa este de Nueva Zelanda.

LEA TAMBIÉN:

Nueva Zelanda cambiará la ley de armas tras ataque armado 

Los altares, donde se acumularon decenas de veladoras, flores, globos y notas para expresar el dolor, fueron instalados afuera de la mezquita Al Noor y en los jardines botánicos de la localidad.

Ahí decenas de personas se hacían presente y lloraban en silencio, bajo una ligera llovizna que cayó.

Estos altares se replicaron en otros lados del mundo, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, por ejemplo, mujeres sostuvieron velas en una conmemoración en las afueras de la catedral de San Jorge por las víctimas de los ataques a la mezquita de Christchurch.

Este día se conoció que Brenton Harrison Tarrant, el supremacista blanco de 28 años acusado de matar a 50 personas en una masacre en dos mezquitas, compró cuatro armas y municiones al negocio Gun City en 2017, a través de un “proceso de pedido por correo en línea verificado por la policía”.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, que dijo que se endurecerán las leyes de armas, reveló que el agresor utilizó cinco armas de fuego, dos de ellas semiautomáticas, que fueron adquiridas con una licencia ordinaria y modificadas.

El periódico The New Zealand Herald reportó el lunes que Tarrant, un australiano radicado en Nueva Zelanda, despidió al abogado que le asignó la corte y dijo que buscará defenderse a sí mismo.

El agresor fue presentado el sábado pasado a una corte bajo estrictas medidas de seguridad, esposado y vestido de blanco.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.