• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La prensa de este país reseñó que el ataque armado es el peor que ha ocurrido desde 1943.

La prensa de este país reseñó que el ataque armado es el peor que ha ocurrido desde 1943. | Foto: Reuters

Publicado 15 marzo 2019

Las autoridades de Nueva Zelanda reportaron que al menos 49 personas murieron, cifrá que podrá aumentar en las próximas horas por la condición grave de algunos heridos.

Un tiroteo registrado el jueves en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, Nueva Zelanda, dejó al menos 49 muertos y 48 heridos, de los cuales 20 permanecen en estado de gravedad.

LEA TAMBIÉN:

49 muertos por acto terrorista en Nueva Zelanda

Según las autoridades de ese país, arrestaron a cuatro sospechosos y uno de los autores fue identificado como Brenton Tarrant, de 28 años de edad, quien publicó un manifiesto de 74 páginas para explicar sus motivos.

Por su parte, el jefe de la policía de Christchurch, Mike Bush, indicó que el sospechoso principal del crimen es un supremacista blanco, identificado con la extrema derecha, de origen australiano y se grabó él mismo cuando cometía el hecho en el que disparó durante 17 minutos.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, condenó el ataque terrorista y expresó su tristeza por “el asesinato de personas inocentes mientras rezaban pacíficamente en las mezquitas de Nueva Zelanda”.

Del mismo modo, extendió sus condolencias a las familias de las víctimas. “Hoy y todo los días, debemos permanecer unidos contra el odio anti-musulmán y todas las formas de intolerancia y terror", dijo.

Por su parte, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, a través de Twitter, manifestó que por ninguna razón el terrorismo debe someter a las naciones. “Japón con Nueva Zelanda y la comunidad internacional, está decidido a luchar decisivamente contra el terrorismo”, alegó.

El Gobierno de Venezuela también se pronunció condenando el ataque armado y el canciller Jorge Arreaza reiteró la solidaridad con el pueblo neozelandés. Además, el mandatario Nicolás Maduro transmitió un mensaje de solidaridad y aseguró que lo sucedido fue "una consecuencia de la discriminación y el racismo promovido por la supremacía blanca". 

Asimismo, el papa Francisco condenó el ataque en Nueva Zelanda a través de un comunicado enviado por el secretario de Estado vaticano, Prieto Parolin, en el que afirmó sentirse "profundamente entristecido".

El sumo pontífice dijo que reza por "la curación de los heridos, y para que tengan consuelo aquellos que han sufrido la pérdida de sus seres queridos, y por todos los afectados por esta tragedia". 

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, escribió en su cuenta Twitter un mensaje para enviar sus condolencias al Gobierno y pueblo de Nueva Zelanda, así como a los familiares de las víctimas.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, envió un mensaje de solidaridad a la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, tras el atentado terrorista.

La vicepresidente Rosario Murillo comunicó que compartían el dolor de lo ocurrido y destacó que "nos mantenemos en oración pidiéndole a Dios que esos ejemplos nefastos, de lo peor de la condición humana, no se extiendan en el mundo.

El mandatario de Bolivia, Evo Morales, rechazó el atentado terroristas y condenó "el uso de las armas que solo siembran dolor y muerte en la sociedad".

El jefe de Estado de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseveró que estos ataques surgen del racismo y la islamofobia que existe actualmente en el mundo, al tiempo que instó a los líderes de la comunidad internacional a adoptar políticas urgentes para evitar más hechos.

Asimismo, el presidente francés Emmanuel Macron indicó que sus pensamientos están con las víctimas del tiroteo. "Francia se opone a todas las formas de extremismo y actúa con sus socios contra el terrorismo en el mundo", dijo.

Por otro lado, el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, calificó el atentado como un acto “inhumano y completamente brutal”, mientras que pidió castigo para los responsables.

“Cualquier acto terrorista en donde quiera y por quienquiera debe ser condenado por todos los países, y los Gobiernos no deben permitir que las corrientes y pensamientos racistas y antislámicos pongan en peligro la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos de los países”, precisó.

Otros Gobiernos también manifestaron su solidaridad con el pueblo de Nueva Zelanda y condenaron que más actos de este tipo ocurran en el mundo, entre ellos, países como España, Alemania, Reino Unido, Argentina, Colombia y Guatemala.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.