• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Organizaciones instan a que se creen entornos laborales en los que las mujeres no deban decidir entre la maternidad o el trabajo.

Organizaciones instan a que se creen entornos laborales en los que las mujeres no deban decidir entre la maternidad o el trabajo. | Foto: Getty

Publicado 12 mayo 2019

Conozca los retos que enfrentan las madres en pleno siglo XXI al incorporarse a un entorno laboral que aún es hostil hacia la maternidad.

La incorporación de las madres al mundo laboral es cada vez más notable y cobra mayor importancia en la economía de los países, aunque estas aún deben enfrentar, pese a su naturalidad, cierta hostilidad hacia la maternidad.

LEA TAMBIÉN:

Tres poemas dedicados a las madres

Cientos de mujeres se han visto en el dilema de escoger entre tener hijos o tener una carrera, debido a que la sociedad les ha hecho sentir que estos propósitos están divorciados y que son impedimentos para lograr uno u otro.

Esta decisión debería siempre concernir la mujer, y no estar predeterminada por las oportunidades laborales, sin embargo aún existen compañías y patronos que priorizan a las mujeres que no tengan hijos.

Aún en pleno siglo XXI muchas mujeres deben decidir entre el trabajo o la maternidad. | Foto: Wikihow

Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reveló que "el 45 por ciento de las mujeres no vuelven a su horario laboral tras tener un hijo. Las parejas de estas mujeres, el 100 por ciento de los hombres, sí que vuelven a su horario normal" tras culminar sus licencias por paternidad.

A este contexto se suman los retos que afrontan las madres debido al salto tecnológico, desafío que no debieron enfrentar las anteriores generaciones. La experta en conciliación de maternidad, trabajo y empresa, Cristina Faustino, señaló: “Hemos pasado de ser sólo madres (que no es poco trabajo), a ser madres trabajadoras, sacrificándonos por nuestros hijos, intentado llegar a todo y olvidándonos de nosotras mismas”.

Las madres se entregan por dar lo mejor para sus seres queridos y muchas veces esa acción no es retribuida ni con respeto ni monetariamente. | Foto: Excelsior

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se conoció que al menos el 96.1 por ciento de las mujeres, especialmente las madres, "además de desempeñar una notable contribución en el ámbito profesional, aportan su tiempo con esfuerzo y dedicación al trabajo del hogar; una labor que se traduce en la educación de los hijos, el cuidado a los miembros del hogar, la organización y dirección de los quehaceres del mismo: proporcionar alimentación,  limpieza y arreglo de la vivienda, cuidado de la ropa y calzado, compras y pagos, entre otros”.

Ante la actual crisis económica mundial, las mujeres resultan ser las más afectadas. La especialista en sexo y empleo de la OIT para América Latina, María Elena Valenzuela, explicó que la crisis financiera iba a afectar más a las mujeres debido a que ellas viven una situación de desigualdad en el mercado de trabajo, siendo más factible que una empresa, ante la necesidad de disminuir su personal, empiece por despedir mujeres.

 

En este referente, las madres entrevistadas indicaron: "Los hombres siguen teniendo mayor oportunidad de ocupar puestos directivos, incluso está la creencia de que el hombre va a ser más estable emocionalmente. Está la imposibilidad de creer que la mujer tiene una capacidad de liderazgo".

Fuera del área laboral oficial (ya que los oficios domésticos también son considerados trabajos), la sociedad tiende a menospreciar a una mujer que se dedique exclusivamente a los oficios de hogar, pese a que estos resultan ampliamente productivos no sólo para la economía del hogar sino también para el desarrollo de un país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.