• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Ambos ganadores, de acuerdo con su área, ayudan a visibilizar la violencia para que los responsables de estos crímenes pagar ante la justicia por sus acciones.

Ambos ganadores, de acuerdo con su área, ayudan a visibilizar la violencia para que los responsables de estos crímenes pagar ante la justicia por sus acciones. | Foto: Reuters

Publicado 5 octubre 2018

Conozca un poco de la vida y obras que hicieron merecedores al ginecólogo congolés Denis Mukwege y a la activista yazidí Nadia Murad del Premio Nobel de la Paz

Como todos los años el Comité Nobel de Noruega entregó su galardón Premio Nobel de la Paz a figuras que durante ese período hayan realizado investigaciones, descubrimientos o contribuciones notables a la humanidad.

Este 2018 el galardón fue entregado al ginecólogo congolés Denis Mukwege y la activista yazidí Nadia Murad.

Descubre quiénes son y cuáles han sido sus contribuciones. 

>Mukwege y Murad ganan Nobel de Paz por combatir violencia sexual en guerra

Denis Mukwege: Restaurador físico de miles de mujeres violadas

Denis Mukengere Mukwege, de 63 años de edad, nació el 1 de marzo de 1955 en la República Democrática del Congo, estudió en Universidad de Buyumbura y es especialista en medicina ginecológica

Es fundador del Hospital Panzi ubicado en Bukavu, y ganó el Premio Nobel de la Paz por su esfuerzo por erradicar la violencia sexual como arma de guerra. 

Mukwege ha dedicado su vida entera a defender a las víctimas de este tipo de violencia.

Es reconocido por ser posiblemente el primer experto en reparar el daño físico interno causado a las mujeres violadas por grupos extremistas. 

Sus trabajos más reconocidos como especialista en esta área datan de la Guerra de 1998 en el Congo. Se calcula que ha realizado hasta una decena de cirugía diarias a mujeres que llegan con sangrado interno, desgarradas y presentando pérdida de orina y heces. Como estas mujeres, Mukwege ha tratado a miles de víctimas.  

El especialista condena contundentemente "la impunidad por las violaciones masivas" también reprochó al Gobierno congoleño y otros países por "no hacer lo suficiente para detener el uso de la violencia sexual" y asegura que la justicia es un asunto de todos.

Has sido distinguido por esta labor con los galardones Premio Olof Palme, Premio al Sustento Bien Ganado, Premio Sájarov y el último, el Nobel de la Paz.

Nadia Murad, antigua esclava sexual del Estado Islámico

Nadia Murad Basee Taha, de nacionalidad iraquí, nació en 1993 y con 25 años de edad ya es testigo vivencial de las atrocidades cometidas por el grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe). La joven fue rehén de los extremistas desde agosto de 2014 hasta junio de 2017. 

Es una activista de derechos humanos yazidí y embajadora de buena voluntad para la dignidad de los supervivientes de trata de personas de las Naciones Unidas desde septiembre de 2016.

Además ha dedicado su vida a unir esfuerzos para acabar con el uso de la violencia sexual como arma en guerras y conflictos armados, hecho por el que fue galardonada este 2018 con el Premio Nobel de la Paz.

La embajadora es descendiente de familia granjera, a sus 19 años vio morir a seis de sus hermanos y hermanastros tras la penetración del Daesh en pueblo de Kojo en Sinjar donde residía en 2014. Ese año fue una de las 600 mujeres jóvenes secuestrada por la facción terrorista en su poblado y suma una de las 6.700 féminas que corrieron su mismo destino para entonces.

Ese día, aseguró, alrededor de 3.000 mil hombres, ancianos, niños y discapacitados fueron masacrados por grupo terrorista. Durante su secuestro fue golpeada, quemada con cigarros, violada y víctima de otros métodos de tortura, pese a esto logró escapar.

Murad ha sido reconocida por su labor por la defensa de las mujeres con el Premio Sájarov y ahora con el Nobel de la Paz.

 >La campaña antinuclear ICAN gana el Premio Nobel de la Paz 2017


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.