El legado revolucionario del chileno Miguel Enríquez | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un 5 de octubre de 1974 fue asesinado Miguel Enríquez por la DINA, la policía secreta de la dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile.

Un 5 de octubre de 1974 fue asesinado Miguel Enríquez por la DINA, la policía secreta de la dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile. | Foto: resumenlatinoamericano.org

Publicado 5 octubre 2018

Inspirado por la Revolución Cubana, el médico y político chileno Miguel Enríquez, dedicó su vida a la lucha por un sistema social más justo. A 44 años de su muerte recordamos su legado.

Miguel Enríquez Espinosa fue un médico, político y revolucionario chileno, fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Su vida y muerte heroica han querido ser ocultadas por los partidarios de la dictadura, pero su legado sigue siendo un referente en las fuerzas revolucionarias de Latinoamérica.

Hace 44 años, Miguel Enríquez fue asesinado, siendo el líder político más buscado por los organismos de seguridad de la dictadura de Augusto Pinochet. Un 5 de octubre de 1974, la Agrupación Caupolicán, de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), da con su paradero y termina con su vida con diez impactos de bala.

Miguel Enríquez (al centro) fue un dirigente vital para la victoria electoral de Allende | Foto: latercera.com

El MIR y el apoyo a Allende

Con solo 23 años de edad, Miguel Enríquez se convirtió en el secretario general del IV Congreso del MIR

En 1967, durante el Tercer Congreso del MIR presenta su tesis político militar para transformar el movimiento en un Partido Revolucionario, siendo fiel a sus ideales de dignidad, libertad, justicia, democracia y un sistema social justo.

 

El MIR es acosado y víctima de represión por parte del gobierno de Eduardo Frei, por lo que sus integrantes pasan a la lucha clandestina, hasta que Salvador Allende gana las elecciones presidenciales de Chile de 1970. Si bien el MIR siempre tuvo una postura de crítica constructiva con la Unidad Popular, dado que su ideología era más radical que la de Allende, el movimiento se avocó a garantizar la protección del candidato, y luego presidente, y a participar de tareas revolucionarias. 

 

Miguel lidera la lucha durante la dictadura

El 10 de septiembre de 1973, en las últimas horas de vida del presidente Salvador Allende, Miguel Enríquez le pidió al mandatario abandonar el Palacio de La Moneda y continuar la lucha desde la resistencia clandestina, pero este le respondió: "Yo no me muevo de aquí, cumpliré hasta mi muerte la responsabilidad de presidente que el pueblo me ha entregado. Ahora es tu turno, Miguel".

Es así como Miguel junto a compañeros revolucionarios continúan la resistencia armada, pero el golpe de Estado no pudo ser derrotado y el movimiento pasa nuevamente a la clandestinidad.

Condena a los asesinos de Miguel

En 2016,el juez Mario Carroza dictaminó someter a proceso por homicidio calificado a los militares en retiro y agentes de la DINA, Miguel Krassnoff Martchenko, César Manríquez Bravo y Rodolfo Concha, al ex carabinero Ricardo Lawrence, y a la agente y funcionaria civil Teresa Osorio.

juez desestimó la narración oficial de que la muerte de Enríquez se dio en un enfrentamiento: "Ese día 5 de octubre de 1974, los agentes sin advertencia alguna comienzan a disparar contra el domicilio, ante lo cual la víctima y los otros habitantes del inmueble deciden responder desde el interior, pero ante la imposibilidad de hacerle frente a sus atacantes, Miguel Enríquez, encontrándose herido, intenta escapar por las techumbres de las casas colindantes, una vez que se asegura de la suerte de (su esposa) Carmen Castillo, pero ello lleva a que los agentes le esperaran y lo abatieran en el lugar, siendo su causa de muerte: heridas de bala facio-cráneo-encefálicas", explicó.

El legado revolucionariode Miguel Enríquez sigue siendo admirado en toda América Latina, por su dedicación y su consecuencia a la lucha de los pobres.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.