• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La ley fue inspirada en la niña Ana Laura Almirón Riquelme de seis años que murió en la espera de un trasplante de corazón.

La ley fue inspirada en la niña Ana Laura Almirón Riquelme de seis años que murió en la espera de un trasplante de corazón. | Foto: Pixabay

Publicado 7 septiembre 2018

La ley indica que toda persona mayor de edad es donante automático de órganos a menos que deje su negativa por escrito ante las instituciones pertinentes.

Por unanimidad en ambas cámaras del Congreso paraguayo fue promulgada este viernes la ley que convierte a toda persona mayor de edad en donante de órganos una vez confirmada la muerte cefálica.

El mandatario nacional, Mario Abdo Benítez, firmó este viernes el visto bueno a la Ley N° 1.246/98 de Trasplantes de Órganos conocida como "Ley Anita" que se pondrán en marcha a partir del próximo 2019. 

 

De acuerdo a medios locales, para que la ley no tenga efecto sobre una persona, esta deberá haber dejado su negativa ante alguna municipalidad, sedes del Instituto Nacional de Ablación y Transplante (INAT) o el Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional. 

El primer mandatario consideró que la Ley Anita "va a transformar parte de nuestra cultura; no teníamos conciencia de la importancia "de la donación de órganos. Que esta ley sea una herramienta para la vida". 

>> Paraguayos protestan contra nueva ley de jubilaciones

La ley fue inspirada en la muerte de Ana Laura Almirón Riquelme, una niña de seis años que esperaba un trasplante de corazón, ya que sufría de miocarditis dilatada, y que a pesar que habían muchas personas que podían servirles como donantes, los familiares no aceptaron ceder los órganos. 

La niña falleció el 10 de abril de 2013, después de esperar casi dos años por un corazón, por lo que sus padres iniciaron una campaña para que la donación de órganos fuera una realidad en el país. 

>> Embajada de Paraguay en Israel regresa a Tel Aviv


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.