• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Organizaciones de derechos humanos de México han advertido sobre las precarias condiciones de los migrantes en la ciudad fronteriza.

Organizaciones de derechos humanos de México han advertido sobre las precarias condiciones de los migrantes en la ciudad fronteriza. | Foto: Reuters

Publicado 20 julio 2019





La ciudad fronteriza mexicana alberga cientos de mujeres y niños que fueron expulsados de Estados Unidos en el marco de las políticas migratorias del Gobierno de Donald Trump.

Autoridades de Nuevo Laredo, ciudad fronteriza del estado Tamaulipas en el noreste de México, informaron este sábado la presencia de miles de migrantes centroamericanos expulsados de Estados Unidos (EE.UU.) en el marco de la política migratoria del presidente Donald Trump.

LEA TAMBIÉN: 

Arreaza: Venezuela no cederá a las presiones de EE.UU.

Aunque la mayoría de las personas expulsadas contaban con adelantos administrativos para su visa, terminaron siendo capturados y retenidos en centros de detención para migrantes de las zonas limítrofes del país norteamericano con México.

El departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. indicó que continuará con las redadas con el propósito de "proteger" a la nación, asimismo, reseñó que aplicarán protocolos de protección a ciudadanos en Brownsville, Texas, limítrofe con Matamoros, México.

Mientras tanto, los migrantes varados en Nuevo Laredo han levantado precarios campamentos en la frontera, y se ven expuestos a la acción de grupos criminales involucrados en el microtráfico y contrabando en la zona, alertan organizaciones de derechos humanos. Residentes de la ciudad también han advertido sobre las condiciones de salud que enfrentan allí mujeres y niños.

 

Desde el inicio de mes, las redadas contra migrantes se han desplegado en todo el país norteamericano, especialmente en San Diego, California y El Paso en Texas, donde cientos de detenciones y deportaciones han desencadenado que grupos sociales estadounidenses se manifiesten en contra del mandatario Trump en diversas ciudades.

Aunque el Gobierno mexicano opta por ampliar oportunidades laborales y educativas para mitigar el flujo migratorio hacia EE.UU., aún no se ha pronunciado frente a la situación de Nuevo Laredo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.