• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"La legitimidad esencial es que el presidente Maduro fue elegido por la voluntad del pueblo venezolano", aseveró el abogado Hermann Escarrá.

"La legitimidad esencial es que el presidente Maduro fue elegido por la voluntad del pueblo venezolano", aseveró el abogado Hermann Escarrá. | Foto: AVN

Publicado 10 enero 2019

Nicolás Maduro se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia, en medio del desacato judicial que mantiene el órgano legislativo. 

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, se juramentó para el mandato constitucional 2019-2025 este 10 de enero ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), tras ser elegido el 20 de mayo de 2018. 

Normalmente, la juramentación sería ante la Asamblea Nacional (AN), sin embargo, esta se encuentra en desacato judicial desde 2016 y, por ende, sus actos son nulos, explicó el presidente de la Asamblea Constituyente (ANC), Diosdado Cabello.

Asimismo, el 10 de enero Nicolás Maduro será reconocido por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y se reunirá con sus simpatizantes. Al siguiente día, el mandatario acudirá a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para ser reconocido por el Poder Originario, que convocó a las elecciones presidenciales de mayo.

Ante la ANC, el presidente Maduro presentará el Plan de la Patria 2019-2025 y dará su mensaje anual con el balance y logros de 2018.

¿Por qué la AN sigue en desacato?

El 11 de enero de 2016, el Tribunal Supremo de Justicia declaró en desacato a la AN por juramentar a tres diputados de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD) electos por el estado Amazonas (sur) en diciembre de 2015. Los tres legisladores indígenas debían ser suspendidos provisionalmente a causa de irregularidades de votos en esa región. Sin embargo, tomaron posesión de sus curules el 28 de julio.

La situación de desacato se mantiene hasta la actualidad, debido a que la nueva directiva de la AN se niega a aceptar las sentencias del TSJ. Por ellos, las acciones de la Asamblea Nacional son nulas.

Diosdado Cabello explicó, durante el Encuentro del Congreso de los Pueblos, que el artículo 336, numeral 7 de la Constitución declara la institucionalidad de las omisiones del Poder Legislativo municipal, estadal o nacional cuando haya dejado de dictar las normas o medidas indispensables para garantizar el cumplimiento de la Carta Magna.

¿Por qué se juramenta ante el TSJ?

El abogado venezolano Hermann Escarrá explicó que el artículo 231 de la Constitución establece que el 10 de enero el presidente electo debe asumir ante la Asamblea Nacional, pero como este órgano está en desacato la juramentación tiene que hacerse ante el máximo tribunal del país.

"Las dos últimas decisiones del TSJ fueron muy claras: mientras esté fuera de la Constitución y en desacato, ninguno de sus actos tienen validez. Son nulos e inexistentes", aseveró Escarrá.

También explicó que ante un hecho insólito que impida la juramentación ante el TSJ, el presidente deberá hacerlo ante cualquier órgano del poder público nacional. 

En este sentido, afirmó que "la legitimidad esencial, la valoración democrática fundamental, es que el presidente Maduro fue elegido por la voluntad del pueblo venezolano", por lo tanto solo ante él debe responder.

Legitimidad del mandato de Nicolás Maduro 

Las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 fueron parte de una exigencia de las fuerzas opositoras venezolanos para abrir un nuevo ciclo de diálogo, en el marco de las negociaciones hechas en República Dominicana. 

De esta manera, los comicios, que normalmente se habrían realizado a finales de 2018, fueron adelantados. La Asamblea Nacional Constituyente emitió un decreto para convocar las elecciones presidenciales y el Consejo Nacional Electoral (CNE) cumplió con el ciclo electoral de renovación de poderes públicos iniciado en diciembre de 2015.

La participación electoral total fue de 46,01 por ciento del padrón y hubo varios candidatos opositores, como el exgobernador del estado Lara, Henri Falcón, y el pastor evangélico Javier Bertucci. 

Además, el proceso contó con todos los parámetros de transparencia y seguridad del voto, reconocido así por los candidatos opositores que participaron, acompañantes y observadores internacionales.

Nicolás Maduro fue reelecto con 5.823.728 votos (67.7 por ciento). En segundo lugar quedó Henri Falcón, de Avanzada Progresista (AP), con 1 millón 820.552 votos (21.1 por ciento).  Mientras que Javier Bertucci y Reinaldo Quijada se ubicaron en tercer y cuarto lugar, respectivamente.

>> Pdte. Maduro: La Revolución Bolivariana no es un hombre, es un pueblo que eligió ser libre


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.