• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El líder cubano Fidel Castro asistió de forma sorpresiva a la tomo de posesión de Daniel Ortega el 10 de enero de 1985

El líder cubano Fidel Castro asistió de forma sorpresiva a la tomo de posesión de Daniel Ortega el 10 de enero de 1985 | Foto: Barricada

Publicado 4 noviembre 2019



El FSLN asumió las riendas del país en 1984, sumido en políticas económicas bajo la influencia imperialista. Nicaragua contaba para 1979 con la deuda más alta en el mundo.

Nicaragua recuerda este 4 de noviembre la victoria de Daniel Ortega en las primeras elecciones democráticas en el país centroamericano, realizadas en 1984, luego del triunfo de la Revolución Sandista en 1979, tras 45 años en el poder de la familia Somoza.

LEA TAMBIÉN:

Sondeo revela apoyo de la mayoría de los nicaragüenses al FSLN

Desde la llegada de los sandinistas al poder se instaló una Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional que convoco a comicios generales en 1984, que fueron ganados por el Frente Sandista de Liberación Nacional (FSLN), que postuló a Ortega a la Presidencia.

Hace 35 años, en los comicios del 4 de noviembre compitieron siete partidos políticos, resultando como ganador el FSLN en planillas presidenciales y parlamentarias. Votaron cerca de millón y medio de nicaraguenses quienes representaban el 75 por ciento de la población total.

El FSLN asumió las riendas del país, sumido en políticas económicas bajo la influencia imperialista. Nicaragua contaba para 1979 con la deuda más alta en el mundo. La cifra alcanzaba los un millón 645.000 dólares. Además, dependía del mercado internacional y de la exportación.

El  nuevo Gobierno electo democráticamente enfrentó las consecuencias dejadas por la guerra civil de los años 80: unos 50.000 muertos, se contrajo el Producto Interno Bruto en 55 por ciento y generó una hiperinflación que, en 1987, alcanzó el récord histórico del 33.557 por ciento.

El Frente Sandinista -basado en los ideales del líder revolucionario Augusto C. Sandino, asesinado por la Guardia Nacional bajo las órdenes del dictador Anastacio Somoza García- avanzó en saldar la deuda social del país centroamericano, así como impulsó la elaboración de una nueva Constitución, que entró en vigor en 1987.

Primer Gobierno del presidente Ortega reconstruye tejido social tras la guerra

También con Ortega a la cabeza del primer Gobierno democrático se dio inicio a la lucha contra las políticas imperialistas e injerencistas de Estados Unidos, que había sido aliado de los Somoza por mucho tiempo y que emprendió "la guerra de la contra" para atacar al gobierno revolucionario.

El intento de la Casa Blanca de anular cualquier rastro de legitimidad democrática de las elecciones celebradas el 4 de noviembre chocó contra la decisión mayoritaria de la comunidad internacional que apoyó el proceso electoral.

Los sandinistas instrumentaron una serie de reformas políticas y sociales para paliar los efectos devastadores de la guerra, además reconstruyeron el tejido social de un país impulsando proyectos para dotar a la población de efectivos servicios en materia de salud, educación y vivienda.

Tras el triunfo de la Revolución, el grupo revolucionario había pasado a convertirse en alternativa política y gana las elecciones con un 63 por ciento hasta 1990, cuando perdió contra Violeta Barrios de Chamorro. En 2007 volvió a recuperar la presidencia.

Los primeros seis años de la administración de Ortega no fueron suficientes para consolidar las reformas instrumentadas por su Gobierno y a su regreso al poder, siete años después, inició un nuevo proceso de reconstrucción tras la gestión errática de Chamorro.

En ese periodo,  Ortega impulsó el plan que buscaba, entre otros aspectos, la revolución agraria, la emancipación de la mujer, el respeto a las creencias religiosas, la unidad popular centroamericana, la política exterior independiente y solidaridad internacional.

Asimismo, planteó la nacionalización de las compañías extranjeras dedicadas a la explotación de los recursos naturales; la entrega de tierras a los campesinos, el control obrero en la gestión administrativa de las empresas y demás bienes expropiados y nacionalizados.

Resultados exitosos de la administración del mandatario Ortega 

No obstante, en el segundo periodo de Ortega, el mandatario mostró una versión más conciliadora con el sector privado, con quienes desarrolló un modelo de alianzas para crear políticas públicas en conjunto que mantuvo una crecimiento económico de entre 4 a 5 por ciento anual.

Al celebrarse el 38 aniversario del triunfo de la Revolución Sandinista en 2017, el presidente del Consejo Supremo Electoral, magistrado Roberto Rivas, destacó que él es fiel testigo de cómo se ha fortalecido la democracia en estos 38 años.

En ese fechas, reconoció que el FSLN fue quien convocó a las primeras elecciones en 1984 tras años de vivir en dictadura.

“Nuestra democracia es sólida y ejemplar y es un ejemplo para el mundo”, destacó el magistrado presidente del Poder Electoral.

“El Estado de derecho se ha fortalecido, todas las instituciones han estado construyendo y manteniendo los buenos índices de seguridad”, dijo en esa ocasión la presidenta de la Corte Suprema de Justicia,  Alba Luz Ramos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.