• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Miles de estudiantes recorrieron principales ciudades de Colombia este miércoles, con el apoyo de sindicalistas, campesinos e indígenas.

Miles de estudiantes recorrieron principales ciudades de Colombia este miércoles, con el apoyo de sindicalistas, campesinos e indígenas. | Foto: EFE

Publicado 29 noviembre 2018

Pese a que el presidente Iván Duque ofreció garantías a la seguridad de los marchistas, este miércoles los estudiantes denunciaron que fueron víctimas de la represión policial.

El presidente de Colombia, Iván Duque, afirmó este miércoles que no aceptará la violencia como forma de presión, al referirse a las marchas nacionales convocadas por el sector estudiantil universitario por lograr un mayor presupuesto para la educación superior.

"No aceptaremos la violencia como mecanismo de presión, ni el vandalismo como lenguaje de la protesta social. El diálogo y la búsqueda de consensos, y de construir soluciones y no agresiones, hacen parte del talante de nuestra administración", escribió el mandatario en la red social de Twitter.

Duque indicó que su Gobierno respeta el derecho ciudadano a la protesta y aseguró que brindará todas las garantías para su libre y pacífico ejercicio. Sin embargo, los marchistas de este miércoles denunciaron la represión policial y detenciones arbitrarias.

Este miércoles 28 de noviembre estudiantes y profesores de las universidades públicas realizaron una huelga denominada "toma de las capitales", en conjunto con la Federación Colombiana de Educación (Fecode), gremios, asociaciones de pensionados, organizaciones sociales y campesinos para reiterar que la educación superior necesita recursos para garantizar su funcionamiento.

Los estudiantes, pese a participar en el diálogo con representantes del Gobierno de Duque, insisten en que no hay interés de la contraparte para dar una solución política al déficit presupuestario. El mandatario colombiano asegura que se trata de una deuda histórica que no puede ser resuelta en su gestión, por lo que insta a levantar el paro universitario iniciado el pasado 11 de octubre. 

Por suparte, las organizaciones sociales rechazan la reforma fiscal que impulsa Duque, pues consideran que afectará todavía más a la clase trabajadora y piden que se busquen alternativas para conseguir los fondos que busca el Gobierno para cubrir un déficit de 14 billones de pesos (unos 4.371 millones de dólares) del presupuesto nacional de 2019.

>> ONU pide a Gobierno colombiano respetar derecho a la protesta


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.