• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El incendio en los petroleros obligó a la tripulación de las embarcaciones a abandonar las naves para salvaguardar sus vidas.

El incendio en los petroleros obligó a la tripulación de las embarcaciones a abandonar las naves para salvaguardar sus vidas. | Foto: EFE (Foto referencial)

Publicado 14 junio 2019

El Gobierno iraní catalogó las acusaciones de Estados Unidos como un evidente acto de diplomacia de sabotaje.

El Gobierno de Irán se desligó de cualquier responsabilidad referente al ataque perpetrado contra dos buques petroleros, que fueron asaltados en las inmediaciones del Golfo de Omán, a la vez que alegó estar comprometido con la seguridad de la región. 

LEA TAMBIÉN:

¿Qué ha pasado tras la explosión de los barcos en el golfo de Omán?

El secretario de Estado de Estados Unidos (EE.UU.), Mike Pompeo, endosó la ejecución de este sabotaje a Irán, y lo responsabilizó además por la súbita alza de los precios del petróleo a raíz de este acto vandálico.

"Obviamente, acusar a Irán por un incidente tan sospechoso y desafortunado es la forma más simple y conveniente para Pompeo y otros funcionarios estadounidenses. Estas acusaciones son alarmantes”, denunció el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi.

Esta información fue ofrecida este viernes, 14 de junio, por medios locales iraníes, quienes aseguran que Irán detalló que resguardará la normalidad del Estrecho de Ormuz, por su importancia en el transporte de al menos la quinta parte del crudo mundial.

“Somos responsables de garantizar la seguridad del estrecho y rescatamos a la tripulación de los petroleros atacados en el menor tiempo posible”, dijo Mousavi.

La comunidad internacional se encuentra alerta ante una posible escalada violenta entre las administraciones de EE.UU. e Irán por estos sucesos de confrontación y el alza del crudo en cuatro por ciento, razón por la que la vocera de la Comisión de la Unión Europea (UE), Maja Kocijancic, hizo un llamado a mantener la paz y el sosiego de la diplomacia.

"La región no necesita más pasos que provoquen más inestabilidad y tensión. Hay que evitar provocaciones en la región. Por eso, hacemos un llamado de máxima tranquilidad”, exhortó Kocijancic.

Las embarcaciones petroleras Front Altair y Kokuka Courageous, que fueron saboteadas pertenecen a los Gobiernos de Noruega y Japón.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.