• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los petroleros Front Altair y Kokuka Courageous fueron víctimas de ataques este jueves, se desconoce a los responsables.

Los petroleros Front Altair y Kokuka Courageous fueron víctimas de ataques este jueves, se desconoce a los responsables. | Foto: AP

Publicado 13 junio 2019

Rusia pide que no se culpe a Irán por las explosiones registradas en el Golfo de Omán, ya que estos señalamientos serían precipitados. 

El viceministro de Rusia de Asuntos Exteriores, Serguéi Riabkov, pidió este jueves que no se culpe precipitadamente a Irán sobre los ataques ocurridos este 13 de junio a dos naves petroleras que se encontraban en el Golfo de Omán navegando frente a las costas de Teherán.

LEA TAMBIÉN:

Israel y Omán explicitan su relación de cooperación

El diplomático indicó que espera que esto no aumente las tensiones en torno a Irán. "No me gustaría que los trágicos eventos que acaban de suceder y que sacudieron incluso el mercado mundial del petróleo, se usaran especulativamente para exacerbar aún más la situación contra Irán".

Estas declaraciones fueron ofrecidas por el funcionario ruso, luego que varios medios de comunicación árabes e iraníes, anunciaron que se produjeron dos explosiones en dos barcos petroleros que fueron atacados en el Golfo de Omán.

La cadena televisiva Al Mayadeen, afirmó que el Front Altair, uno de los dos petroleros que fueron atacados se fue a pique, otros medios reportan que se mantiene en la superficie aún, mientras que el Kokuka Courageous, se incendió pero se mantiene a flote. Se desconoce hasta ahora quiénes fueron los responsables de la agresión.

Tanto la armada de Estados Unidos, como la de Reino Unido reportaron que recibieron dos señales de socorro y recurrieron a la ayuda tras el ataque, afirman que en estos momentos se encuentran tratando de esclarecer qué sucedió exactamente.

Autoridades detallaron que el Front Altair y Kokuka Courageous iban con 23 y 21 tripulantes a bordo respectivamente, todos sumaban un total de 44 navegantes que fueron evacuados de manera exitosa y se encuentran a  salvo.

El ministro de Economía, Comercio e Industria de Japón, Hiroshige Seko, informó que  uno de los buques atacados en el golfo de Omán estaba operado por la empresa Kokuka Sangyo Co., con sede en Tokio, mientras que esa misma cartera detalló que los navíos contenían "cargamento relacionado con Japón".

Lo que se sabe tras explosiones en el Golfo de Omán

- La primera explosión fue en el Front Altair, que navegaba desde Catar a Taiwán con un cargamento de nafta.

- La segunda explosión se registró en el Kokuka Courageous una hora después de la primera, este navío había partido desde Arabia Saudita con destino a Singapur con un cargamento de metanol.

- Estos ataque se registraron durante la visita del primer ministro japonés, Shinzo Abe, a Teherán, donde tiene previsto reunirse con el presidente de Irán, Hasán Rohaní,  el líder supremo del país árabe, el ayatolá Alí Jameneí, entre otros.

- En mayo un incidente parecido se produjo contra cuatro embarcaciones frente a las costas de los Emiratos Árabes Unidos. Teherán negó tener relación con estos ataques.

- Tras las explosiones de este 13 de junio los precios de petróleo se elevó de 59,97 dólares por barril a 61,76 dólares por barril.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.