• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los manifestantes ha cerrado carreteras en las inmediaciones de las principales ciudades de India.

Los manifestantes ha cerrado carreteras en las inmediaciones de las principales ciudades de India. | Foto: Twitter: Avik Saha

Publicado 8 diciembre 2020


Blogs



La protestas de dos semanas de los trabajadores agrícolas se amplía desde este martes a una huelga general.

Los agricultores indios lanzaron este martes una convocatoria a huelga general en todo el país, con lo cual amplían al ámbito nacional las protestas de decenas de miles de campesinos que desde hace casi dos semanas bloquean entradas a Nueva Delhi.

LEA TAMBIÉN: 

Partidos políticos en la India anuncian nueva huelga general

La movilización de los trabajadores agrícolas se producen para mostrar su rechazo contra unas leyes que liberalizan el sector rural y la huelga general sería la segunda en el país en menos de un mes contra las políticas del partido de gobierno, Bharatiya Janata Party (BJP), y tiene lugar después de que asociaciones de agricultores y el gobierno indio se hayan reunido en varias ocasiones en los últimos días sin alcanzar un acuerdo.

Avik Saha, secretario del sindicato AIKSCC, uno de los convocantes de la huelga general y las protestas que sacuden, desde hace dos semanas el norte del país, ha dicho al respecto: "Ha sido sorprendentemente exitoso, no habíamos contado con todo el apoyo de sectores de la sociedad que se han pronunciado espontáneamente en todos los estados".

De igual manera, Saha afirmó que la llamada a manifestarse "fue especialmente exitosa" en estados no gobernados por el partido BJP, el del primer ministro indio, Narendra Modi; mientras que otros estados gobernadas por el BJP como los norteños Haryana y Uttar Pradesh vivieron escenas "vergonzosas de represión contra los agricultores, que intentaban expresar su descontento con la huelga", aseguró el sindicalista.

Al mismo tiempo, los bloqueos a varias entradas a Nueva Delhi continuaron y numerosas ciudades como la sureña Bangalore fueron escenario de manifestaciones, en otras urbes como la occidental Bombay se vieron afectados los servicios y algunos mercados amanecieron cerrados.

Los manifestantes, quienes cuentan con el apoyo de la oposición, exigen la retirada de las polémicas reformas que buscan desregular los precios y la cantidad vendida de ciertos cultivos, y permiten negociar con empresas para comercializar sus productos, en vez de vender su cosecha en mercados mayoristas regulados por el Gobierno como hasta ahora.

Sin embargo, varios partidos de la oposición denunciaron en un comunicado conjunto previo a la huelga general que las nuevas leyes "amenazan la seguridad alimentaria de la India, destruyen la agricultura nacional y a los agricultores y son el primer paso para la abolición del precio mínimo de apoyo (MSP, en inglés)".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.