• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El hallazgo fue posible gracias a la conservación de gran cantidad de zapatos de los prisioneros de un campo nazi ubicado en el sur de Polonia.

El hallazgo fue posible gracias a la conservación de gran cantidad de zapatos de los prisioneros de un campo nazi ubicado en el sur de Polonia. | Foto: @AuschwitzMuseum

Publicado 24 julio 2020


Blogs



El niño, cuyo nombre estaba inscrito dentro de uno de los calzados, era Amos Steinberg, nacido el 26 de junio de 1938.

Empleados del Museo estatal de Auschwitz-Birkenau hallaron una inscripción en una bota, y unos documentos en húngaro dentro de otro calzado, que pertenecieron a víctimas de un campo nazi de concentración y exterminio durante la Segunda Guerra Mundial, según un información difundida en los medios este viernes.

LEA TAMBIÉN:

Orquesta Filarmónica de Bogotá se presentará en Transmilenio

El hallazgo fue posible gracias a la conservación de gran cantidad de zapatos de los prisioneros de un campo nazi ubicado en el sur de Polonia.

La nota hecha a mano dentro de una bota de talla pequeña es el número de registro que le correspondía a un niño en la lista de un transporte de la guerra, además de su nombre y apellido.

El referido Museo informa mediante un comunicado que el niño, cuyo nombre estaba inscrito dentro de uno de los calzados, era Amos Steinberg, nacido el 26 de junio de 1938, habitante de Checoslovaquia. Amos y sus padres fueron apresados en el Gueto de Theresienstadt cerca de Praga.

Una de las encargadas de las colecciones del Museo estatal de Auschwitz-Birkenaude, llamada Hanna Kubik, explicó que "conforme a la documentación que se conservó, la madre y el hijo fueron deportados a Auschwitz en el mismo transporte el 4 de octubre de 1944. Es posible que los dos fueran asesinados en la cámara de gas después de la selección".

Kubik también aseguró que la entidad ya ha encontrado papeles, pero suele tratarse de periódicos que las víctimas de cautiverio usaban como plantillas. Además, la trabajadora agrega que el reciente hallazgo es valioso e interesante considerando que los documentos que datan de los años 1941-1942 se encuentran en buen estado y datos precisos escritos a mano, como nombres y fechas.

Respecto a los documentos en húngaro descubiertos dentro de otro zapato, el Museo compartió los nombres de los reclusos: Ackermann, Brávermann y Beinhorn. También revelaron que pudieron haber sido deportados a Auschwitz en 1944, durante el exterminio de los judíos húngaros.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.