• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
"La defensa de la Madre Tierra es la defensa de la vida misma", destacó el presidente de Bolivia,.

"La defensa de la Madre Tierra es la defensa de la vida misma", destacó el presidente de Bolivia,. | Foto: Cancillería de Venezuela

Publicado 23 abril 2021


Blogs



Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua denunciaron el impacto negativo del modelo capitalista contra el desarrollo en la naturaleza. 

El presidente de Bolivia, Luis Arce, llamó este viernes en clausura del foro internacional "Reencuentro con la Pachamama", que se efectuó en La Paz (capital boliviana) en el contexto del Día de la Tierra este 22 de abril, a poner en marcha "la solución de los pueblos del Sur a la crisis ambiental y climática", cuya una parte importante de esta "pasa por reconocer y aplicar los derechos de la Madre Tierra". 

LEA TAMBIÉN: 

Nuevo naufragio en Mediterráneo deja estimado de 130 víctimas

"Tenemos que poner en marcha la solución de los pueblos del Sur a la crisis ambiental y climática. Una parte importante de la solución pasa por reconocer y aplicar los derechos de la Madre Tierra así como las obligaciones y deberes de la sociedad para garantizar el respeto de estos derechos", expresó el mandatario boliviano 

El presidente aseveró que es necesario un cambio de modelo sociopolítico para enfrentar el cambio climático, "las fuerzas de occidente y del capitalismo han hecho que los seres humanos hayan roto las relaciones de equilibrio con la naturaleza. Esto ha ocasionado que estemos viviendo un tiempo global de múltiples crisis", agregó. 

En tal sentido, aseguró que la crisis ambiental es el resultado de altos niveles de consumismo en el mundo. "Solamente los bosques primarios en el mundo han disminuido en 81 millones de hectáreas desde 1990", ejemplificó Arce. Al mismo tiempo reflexionó sobre un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en el que se hace un llamado a hacer las paces con la naturaleza. 

"Las sociedades deben reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 45 por ciento de aquí a 2030, en comparación a niveles de 2010 y alcanzar las cero emisiones netas en 2050, esto a fin de limitar el calentamiento a 1,5 grados centígrados y al mismo tiempo, conservar y restaurar la biodiversidad y minimizar la contaminación y la generación de desechos", explicó el presidente boliviano.  

Igualmente resaltó que es importante que los seres humanos tomemos conciencia de que "la Madre Tierra no es un objeto ni una mercancía, es nuestra madre". Y al respecto, expresó: "nuestros esfuerzos tienen que estar orientados a fortalecer una economía de la Madre Tierra, que genere riquezas para distribuirlas entre todas y todos". 

"El capitalismo para producir riqueza debe producir pobreza. Se deben respetar los derechos de la Madre Tierra, porque la defensa de la Madre Tierra es la defensa de la vida misma", concluyó Arce. 

Venezuela llama al ALBA-TCP asumir los acuerdos del foro

Durante su intervención, por vía virtual, en el foro internacional "Reencuentro con la Pachamama" , el presidente de Venezuela llamó al Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) a asumir los acuerdos de la cita internacional y generar una visión común en la próxima Cumbre del Clima a celebrarse este año en Glasgow, Escocia. 

"El Consejo Político del ALBA- TCP debe asumir íntegramente los acuerdos de este foro, y generar una hoja de ruta que nos lleve a Glasgow, Escocia", instó el mandatario venezolano, al tiempo que abogó por la construcción de "un nuevo modelo de sociedad basado en los derechos de la Madre Tierra y los pueblos".

"Nadie puede negar que hay una crisis climática, no se puede negar el impacto del capitalismo sobre la naturaleza. Ya en la Cumbre de Río, hace 30 años, el presidente, Fidel Castro alertó que la especie humana estaba en peligro", expresó el alto dignatario.

Al mismo tiempo recordó el papel de los Gobiernos del ALBA-TCP durante la Cumbre del Clima, desarrollada en Copenhague, Dinamarca,  en el año 2009. "Los presidentes Chávez y Evo estuvieron al frente de la batalla  en Copenhague. Los Gobiernos del ALBA- TCP  llevaron la batuta y se logró parar la mercantilización de la lucha contra el cambio climático", afirmó.

El jefe de Estado venezolano destacó que uno de los impactos fundamentales del rescate de la democracia boliviana ha sido que la nación suramericana retome el liderazgo mundial en la lucha por los derechos de la Pachamama. "Bolivia abrió el camino al surgimiento de un gran movimiento mundial", enfatizó Nicolás Maduro. 

De igual forma, el presidente Maduro señaló que Venezuela comparte con China la necesidad de tener una aproximación al desarrollo, la cual tenga como eje central la participación de los pueblos para reafirmar el compromiso con el multilateralismo.

Cuba comprometida con los acuerdos climáticos

El canciller, Bruno Rodríguez Parrilla, manifestó la disposición de Cuba a trabajar de conjunto con los países de América Latina y el Caribe en el cumplimiento de los acuerdos climáticos de la Organización de Naciones Unidas. 

"Trabajemos de conjunto para lograr el pleno cumplimiento de la convención- marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París, aun cuando conocemos sus limitaciones", expresó el jefe de la Diplomacia cubana.  

El ministro cubano hizo alusión a los logros de Cuba en materia climática, al mencionar el Plan del Estado cubano para hacer frente a esta situación, el cual fue aprobado en 2017 y responde a las metas nacionales de y compromisos internacionales.

"Nos proponemos alcanzar para el 2030 una matriz energética con un 24 por ciento de la generación eléctrica a partir de fuentes renovables de energía, reducir al 50 por ciento el empleo de combustibles fósiles en vehículos terrestres y aumentar la cobertura boscosa hasta un 30 por ciento", señaló. 

 "Es urgente fortalecer la visión climática en términos de mitigación, adaptación y provisión de medios de implementación  para alcanzar la meta de limitar el aumento de la temperatura media global a 1.5 grados centígrados", agregó.  Además, denunció el criminal bloqueo impuesto por el Gobierno de Estados Unidos, el cual impide a la nación caribeña obtener el financiamiento necesario para emprender proyectos que ayuden al desarrollo sostenible.

"Los países industrializados tienen el deber de asumir compromisos de acción climática a partir de su responsabilidad histórica en el daño a la Madre Tierra", recalcó Parrilla. Al mismo tiempo aseveró que la pandemia ha exacerbado la exclusión, las desigualdades, y la pobreza. "Este complejo escenario aleja la posibilidad de los pueblos del Sur en avanzar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible", dijo. 

"La región de América Latina, a pesar de ser responsable solo del 8, 3 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero del planeta fue golpeada entre 1970 y 2019 por aproximadamente 2300 desastres naturales, los que provocaron más de 500.000 muertes y perdidas superiores a 437.000 millones de dólares en daños", manifestó. 

Nicaragua denuncia uso recursos para agredir pueblos 

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunció durante su intervención en el foro "Reencuentro con la Pachamama", que los países ricos  emplean sus recursos económicos para agredir pueblos, antes que invertir y tomar en serio el problema del calentamiento global.

"No hay pensamiento en la cúpula de los países desarrollados para tratar estos temas de forma inteligente y racional y provocan el caos, agudizan la pobreza, el dolor y la violación de los derechos de los pueblos que agreden con sanciones y ocupaciones militares", afirmó Ortega. 

"Se colocan con mucho mayor facilidad recursos en los presupuestos de los países desarrollados para la guerra, para invadir, agredir a pueblos que luchan por su soberanía, que luchar contra la pobreza", enfatizó el mandatario.

De igual forma, Ortega denunció que son los países desarrollados los que imponen las normas en los acuerdos, modificarlos sobre la marcha y retirarse cuando desean. "El Acuerdo de París, de Gobiernos que se dicen muy serios, muy respetuosos, estamos aferrados a un acuerdo que no le da viabilidad a esta lucha, sino que lleva a la muerte", afirmó. 

"La ciencia indicaba con toda claridad sobre las metas que debían alcanzarse para contener el avance del calentamiento global y ahí ir logrando una recuperación lenta y gradual de las raíces de la Madre Tierra", recordó con respecto a la discusión que generó en la pasada Cumbre del Clima el Acuerdo de París. 

"Los países del ALBA estábamos claros que las metas que se establecían ahí no eran las metas correctas, de acuerdo lo que señalaban los mismos científicos de los países desarrollados", aseveró Ortega.  

Al mismo tiempo, reconoció muchas zonas del Caribe quedan vulnerables ante las consecuencias del cambio climático. "No solamente el daño material, a la naturaleza, el daño a la especie humana. Es urgente que ejerzamos una mayor denuncia, una mayor presión global, frente a los poderosos", instó. 

"Llegará el momento en que los pueblos de los países desarrollados -que vienen condenando las políticas de sus gobiernos- lograrán alcanzar la unidad en la acción para que cambie de rumbo el planeta. Seguimos en la batalla, con la palabra, desde nuestros países; pero la gran batalla tenemos que darla todos", concluyó. 

Desde el Caribe una llamado de conciencia

El senador de Granada, Simon Stiell, aseguró en su discurso que la pandemia de la Covid-19 ha creado conciencia acerca de la importancia de la naturaleza. "La pandemia de la Covid-19 crea conciencia durante los encierros acerca de la importancia de la naturaleza y con el confinamiento solo queremos conectarnos con el ambiente", afirmó.  

Además, expresó que el planeta está en un momento crucial. "Seguimos maltratando el ambiente, explotando los recursos inadecuadamente, llevando a la extinción a las especies. Nos unimos a los llamados a poner fin a este ataque a la naturaleza para restaurar nuestra tierra", instó  

"Esto requiere actuar colectivamente con acciones ambiciosas para eliminar el calentamiento y el aumento de la temperatura y adaptarnos mejor a los efectos del cambio climático y también exige pasos más ambiciosos para proteger la biodiversidad y reducir la contaminación en nuestras economías", agregó.  

"En tiempos difíciles tenemos la oportunidad de garantizar que a medida que logramos la recuperación económica tienen que haber acciones más innovadoras para abordar la crisis climática", señaló Stiell. 

Por su parte, el primer ministro de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, llamó a las grandes potencias del mundo que hagan mayores esfuerzos contra el cambio climático para revertir los daños medioambientales. "Estamos empezando a experimentar el impacto negativo de la falta de cuidado y gestión adecuados del planeta Tierra, del que somos responsables...", dijo.

"No hemos reconocido debidamente los daños causados por el desarrollo (...) Apoyamos las iniciativas regionales e internacionales para garantizar la restauración de la Tierra y la sostenibilidad de los recursos para nuestros hijos, las que puedan ser una realidad a través de nuestros esfuerzos conjuntos como raza humana", concluyó.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.