• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Gobierno de Santos no ofreció garantías políticas ni económicas a la FARC, como lo prometió en el Acuerdo de Paz.

El Gobierno de Santos no ofreció garantías políticas ni económicas a la FARC, como lo prometió en el Acuerdo de Paz. | Foto: @FARC_EPueblo

Publicado 9 marzo 2018

La ausencia de garantías políticas y económicas llevaron a la FARC a declinar su participación en los comicios presidenciales.

La falta de garantías electorales en Colombia, la violencia política contra la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), los constantes asesinatos a exmiembros del grupo insurgente y de líderes sociales, y la más reciente afectación cardiaca del excandidato Rodrigo Londoño llevaron a declinar su candidatura presidencial para las elecciones del próximo 27 de mayo en el país suramericano.

"Hemos afrontado muchos obstáculos y bajo esa forma es imposible desarrollar una actividad electoral normal", lamentó la excandidata a la Vicepresidencia por la FARC, Imelda Daza, en entrevista exclusiva para teleSUR.

De acuerdo a Daza, el Gobierno del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, incumplió con el compromiso adquirido a través del Acuerdo de Paz, de financiar recursos económicos para el funcionamiento del partido político y para la financiación de la campaña electoral.

Ante esto, agregó que la falta de garantías políticas pusieron en peligro la integridad física de los candidatos de la FARC, quienes fueron agredidos con piedras y huevos en tres ciudades colombianas. 

"Dimos la pelea pero las condiciones ponen en riesgo la integridad de nuestros candidatos. Preferimos declinar la candidatura y esperar una nueva oportunidad, no quiere decir que nos paralizamos políticamente, seguimos trabajando y promoviendo la movilización y la lucha del pueblo por la reivindicación de sus derechos", aclaró Daza.

Asimismo, sostuvo que otra de las causas que llevaron al partido a declinar su candidatura fue la salud de Londoño, quien fue sometido el miércoles a una operación a corazón abierto.

"Pese a que se está recuperando le es imposible afrontar la candidatura. Sin embargo, pesó mucho más la falta de garantías económicas y políticas para desarrollar la campaña", acotó la excandidata a la Vicepresidencia de Colombia.

Por su parte, el candidato al Senado por la FARC, Iván Márquez, reveló que desde la firma del Acuerdo de Paz alcanzado con el Gobierno colombiano han sido asesinados más de 50 exinsurgentes o familiares y más de 250 líderes sociales entre 2016 y 2018.

Además, resaltó que cerca de 600 excombatientes, hoy militantes del partido político, se encuentran en las cárceles colombianas sin verse favorecidos por la Ley de Amnistía, parte del Acuerdo de Paz. 

Atentados a la FARC

De acuerdo a un informe publicado el pasado 8 de febrero por la Fiscalía de Colombia, más de 40 ataques se registraron contra exinsurgentes de la FARC, que dejaron al menos 50 muertos.

Ante esto, el partido político propuso un pacto por la no violencia en la campaña electoral de cara a las elecciones presidenciales de Colombia.

Sin embargo, en febrero pasado fueron asesinados los militantes de la FARC, Víctor Alonso Sánchez y Kevin Andrés Lugo, quienes dirigían comunidades cocaleras en el Cauca y venían adelantando trabajos de sustitución de cultivos ilícitos, en el marco del Acuerdo de Paz, firmado en La Habana el año pasado. Asimismo, en enero de este año dos candidatos de la FARC también fueron asesinados.

A esto se le suma la violencia durante mítines que dejaron heridos y daños materiales.

Asesinatos de líderes sociales

Pese a lo establecido en el Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno colombiano y la FARC, el asesinato a líderes sociales se ha incrementado en el país suramericano y solo en lo que va de 2018 hay más de 27 líderes muertos, alertó la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES). 

Durante el 2017 fueron asesinados al menos 73 líderes sociales, según reveló la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, aunque la FARC y otros movimientos aseguran que para ese año se contabilizaron más de un centenar de víctimas. 

La FARC denunció el asesinato de más de 250 líderes sociales entre 2016 y 2018.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.