• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
“Estas restricciones de visa no serán el final de nuestros esfuerzos. Estamos preparados para tomar más medidas, incluidas sanciones económicas”, indicó la Casa Blanca.

“Estas restricciones de visa no serán el final de nuestros esfuerzos. Estamos preparados para tomar más medidas, incluidas sanciones económicas”, indicó la Casa Blanca. | Foto: EFE

Publicado 15 marzo 2019



Washington anunció restricciones a los visados de funcionarios que investiguen los crímenes de guerra de militares estadounidenses e israelíes.

El secretario de Estado de Estados Unidos (EE.UU.), Michael Pompeo, anunció este viernes sanciones contra funcionarios de la Corte Penal Internacional (CPI) que investigan violaciones de Derechos Humanos cometidas por militares estadounidenses en Afganistán y otros países.

LEA TAMBIÉN: 

Palestina presenta queja ante Corte Penal Internacional

En una conferencia de prensa en Washington (capital), Pompeo detalló que se trata de una "política de restricciones a las visas de Estados Unidos a aquellas personas directamente responsables de cualquier investigación de personal estadounidense”.

Asimismo, indicó que estas medidas sancionatorias también pueden "usarse para disuadir los esfuerzos de la CPI para perseguir personal de aliados, incluidos los israelíes".

“Estas restricciones de visa no serán el final de nuestros esfuerzos. Estamos preparados para tomar más medidas, incluidas sanciones económicas”, agregó.

El tribunal internacional con sede en La Haya "está atacando el estado de derecho estadounidense", argumentó, al tiempo que exigió que la Corte cambie su curso. "La urgimos a hacerlo inmediatamente", amenazó el jefe de la diplomacia estadounidense.

Desde su fundación en 1998, el accionar de la CPI ha sido constantemente resistido y criticado por las distintas administraciones que pasaron por la Casa Blanca.

En 2002, el Congreso de EE.UU. aprobó una ley que autoriza a Washington a utilizar todos los medios necesarios para repatriar a cualquier ciudadano norteamericano que sea detenido por la Corte.

Más recientemente en septiembre de 2018, luego de que la fiscal jefa de la CPI, Fatou Bensouda, anunciara su intención de abrir una investigación sobre los crímenes de guerra en Afganistán, la Casa Blanca advirtió que podría confiscar los bienes de los jueces involucrados así como acusarlos ante el sistema judicial de EE.UU.

 

El propio presidente Donald Trump fustigó al tribunal internacional durante su discurso del año pasado en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). "La CPI reclama jurisdicción casi universal sobre los ciudadanos de todos los países, violando todos los principios de justicia, equidad y debido proceso. Nunca cederemos la soberanía de Estados Unidos a una burocracia global no electa e irresponsable", dijo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.