• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Anteriormente, el mandatario estadounidense tuvo palabras contra el socialismo durante su discurso del Estado de la Unión, tras asegurar que su nación nunca sería socialista.

Anteriormente, el mandatario estadounidense tuvo palabras contra el socialismo durante su discurso del Estado de la Unión, tras asegurar que su nación nunca sería socialista. | Foto: La Tercera

Publicado 19 febrero 2019

A lo largo de su historia, EE.UU. ha pretendido acabar con cualquier foco opuesto a su ideología, especialmente en América.

Este lunes, el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, persistió en su idea de erradicar el socialismo en el mundo. 

LEA TAMBIÉN:

Trump amenaza a Venezuela, Cuba y Nicaragua

“El fin del socialismo ha llegado en nuestro hemisferio y en todos los lugares del mundo. No solo en Venezuela sino en Nicaragua y en Cuba también”, indicó el mandatario.

Anteriormente, el presidente estadounidense también tuvo palabras contra el socialismo durante su discurso del Estado de la Unión, tras asegurar que EE.UU. nunca sería una nación socialista.

Erradicación histórica

La postura de Trump con respecto al socialismo no representa algo nuevo para los intereses de EE.UU.

A lo largo de su historia, la nación norteamericana no sólo se ha guiado por doctrinas de tendencia capitalista, sino que ha pretendido acabar con cualquier foco opuesto a sus creencias, especialmente en América Latina.

Un claro ejemplo representa lo que significó la Doctrina Monroe para las naciones del continente.

La Doctrina Monroe es el principio de la política exterior de EE.UU. de no permitir la intervención de las potencias europeas en los asuntos internos de los países del hemisferio americano. 

Esta doctrina se resume en la frase "América para los americanos", refiriéndose a ciudadanos blancos, sajones y protestantes, según indicó el entonces presidente estadounidense James Monroe

Una política exterior que representa la tendencia estadounidense de acabar con aquello que considera una amenaza para la nación, razón por la que, durante el siglo XX, se llevaron a cabo acciones como el Plan Cóndor

La Operación Cóndor fue un plan de inteligencia diseñado y coordinado por los servicios de seguridad de las dictaduras militares de Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay, en colaboración con la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) de EE.UU., para aniquilar a la izquierda de estas naciones durante la década de los 70, en el contexto de la Guerra Fría.

Los países suramericanos intercambiaban información acerca de "subversivos" u opositores a sus regímenes y cooperaban para perseguirles a través de las fronteras nacionales. Las fuerzas armadas y paramilitares de las dictaduras de Suramérica se desplazaban libremente para secuestrar, torturar y asesinar a los ciudadanos considerados sediciosos; incluso se intercambiaban detenidos.    

Según los "archivos del terror" descubiertos en Paraguay, la Operación Cóndor dejó un terrible saldo de 50.000 muertos, 30.000 desaparecidos, y unos 400.000 presos en el conjunto de estas naciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.