• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
A mediados de junio, Trump dijo por Twitter que iniciaría un proceso para deportar a “millones” de indocumentados.

A mediados de junio, Trump dijo por Twitter que iniciaría un proceso para deportar a “millones” de indocumentados. | Foto: Reuters

Publicado 2 julio 2019

El Gobierno de Estados Unidos había postergado por al menos dos semanas el arranque de las redadas masivas contra migrantes en al menos diez ciudades del país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció  este lunes que las redadas masivas contra migrantes arrancaran después del 4 de julio.

LEA TAMBIÉN:

¿Cómo y dónde mueren migrantes al cruzar de México a EE.UU.?

“Después del 4 de julio, mucha gente va a tener que salir”, dijo Trump en declaraciones a periodistas en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

Trump amenazó el mes pasado con el inicio de las redadas, las cuales pospuso durante dos semanas, hasta la fecha mencionada.

El presidente explicó que los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) “los van a detener y llevar de vuelta” a sus países.

“Tenemos un gran sistema para eso, y ha sido muy efectivo y será muy efectivo”, declaró el mandatario estadounidense.

“Entonces, la gente que viene puede que esté aquí por un tiempo corto, pero van a irse, van a regresar a sus países. Se van a casa”, dijo el presidente.

A mediados de junio, Trump dijo por Twitter que el ICE iniciaría un proceso para deportar a “millones” de indocumentados.

Tras la declaración del presidente, se conoció que el ICE planeaba redadas en diez ciudades del país a partir del 23 de junio para incrementar las deportaciones de familias indocumentadas que han recibido órdenes de expulsión.

El ICE iba a detener a alrededor de dos mil de indocumentados en las ciudades de Nueva York, Miami (Florida), Houston (Texas), Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia), Baltimore (Maryland) y Denver (Colorado).

Las noticias sobre las posibles redadas del 23 de junio indignaron a grupos de activistas y a la oposición demócrata, cuya líder, Nancy Pelosi, pidió al jefe de Estado que suspendiera esas operaciones contra las comunidades migrantes.

Trump decidió entonces suspender durante dos semanas las redadas, tiempo para que demócratas y republicanos pactasen un acuerdo migratorio en el Congreso.

Hasta la fecha, sin embargo, no se ha alcanzado ningún acuerdo y el Congreso no se reúne esta semana con motivo del 4 de julio, la fiesta nacional en Estados Unidos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.