• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Comando Sur estadounidense ha incrementado sus acciones desestabilizadoras contra Venezuela, en particular, las incursiones marítimas de las aguas jurisdiccionales venezolanas.

El Comando Sur estadounidense ha incrementado sus acciones desestabilizadoras contra Venezuela, en particular, las incursiones marítimas de las aguas jurisdiccionales venezolanas. | Foto: EFE

Publicado 17 agosto 2020


Blogs



El diplomático afirmó que recientes declaraciones del jefe del Comando Sur muestran las verdaderas intenciones de EE.UU.

El embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, denunció el terrorismo económico que mantiene el Gobierno de Estados Unidos contra su país, como medio para debilitar a la nación antes de una eventual agresión armada.

LEA TAMBIÉN:

Llegan a Venezuela médicos cubanos para enfrentar coronavirus

A través de su cuenta de Twitter, Moncada publicó este lunes un fragmento de una intervención del jefe del Comando Sur estadounidense, almirante Craig Faller, ante el Consejo Atántico, en la que reconoce las acciones de desestabilización que promueven los Estados Unidos contra Venezuela.

Entre las acciones reconocidas por el jefe del Comando Sur destaca la persecución de los activos venezolanos, así como las representaciones comerciales de dicho país en el extranjero, y las transacciones comerciales y financieras, con el objetivo de impedirlas u obstaculizarlas.

Igualmente fue notoria la alusión del almirante a que estas medidas constituyen la preparación de acciones de intervención más directas y respaldó la decisión del Gobierno estadounidense que lidera el presidente Donald Trump, de incrementar el cerco contra Venezuela.

Faller expresó que, a tal fin, se creó la Fuerza de Tarea Interagencial Conjunta del Sur y Cayo Hueso del Comando Sur, que cuenta con la participación de 22 países asociados. La justificación esgrimida por el alto oficial es el combate contra el narcotráfico, la misma que ha motivado otras acciones agresivas, como el despliegue de efectivos en la frontera colombo-venezolana y la violación de las aguas jurisdiccionales.

El Gobierno de Venezuela ha denunciado reiteradamente la injerencia estadounidense que intenta forzar un cambio político en ese país a través de acciones de todo tipo, que van desde promover y apoyar intentos de golpe de Estado, hasta favorecer y alentar la agresión armada, incluyendo amenazas de involucrarse militarmente en un conflicto contra la nación suramericana.

En el pasado reciente se han multiplicado los reconocimientos públicos de las agresiones contra Venezuela por parte de personeros del Gobierno y la política estadounidense. A inicios del mes de julio, el exasesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, John Bolton, publicó su libro La Habitación Donde Sucedió, en el que describe con amplitud las órdenes del presidente al respecto.

Por otra parte, a inicios del mes de agosto, el senador estadounidense por el Partido Demócrata, Chris Murphy, emitió declaraciones ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado que reconocían el papel director de EE.UU. en acciones desestabilizadoras contra Venezuela, como el respaldo a Juan Guaidó y la organización del intento de golpe de Estado en abril de 2019, todo lo que calificó de “desastre total”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.