• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En la sede de la ONU en Viena, Austria, el Gobierno de Cuba reiteró su compromiso en la lucha contra las drogas en su país.

En la sede de la ONU en Viena, Austria, el Gobierno de Cuba reiteró su compromiso en la lucha contra las drogas en su país. | Foto: Prensa Latina

Publicado 16 marzo 2019

Cuba aplica una política integral de educación a su población y combate al delito, haciendo que el ilícito no sea un problema social significativo para la población.

El ministro de Justicia de Cuba, Óscar Silvera Martínez, afirmó que su país tiene el compromiso indeclinable de luchar contra las drogas, para lo que se aplica una política integral combinada con un “firme enfrentamiento al delito”.

LEA TAMBIÉN:

Venezuela presenta logros en lucha contra las drogas

Cuba tiene la legítima aspiración de lograr sociedades libres del uso de sustancias ilícitas para alcanzar un desarrollo sostenible y el bienestar de los pueblos, aseveró el funcionario al participar este viernes en el Segmento Ministerial del Sexagésimo Segundo Período de Sesiones de la Comisión de Estupefacientes en la sede de Naciones Unidas (ONU) en Viena, Austria.

Silvera Martínez sostuvo que para solucionar los problemas de la producción y tráfico masivo de drogas desde el sur, debe eliminarse la demanda mayoritaria en el norte.

El funcionario cubano manifestó que no habrá solución “si se continúa politizando el problema mundial de las drogas, militarizando países, arrasando a campesinos, irrespetando las soberanías nacionales, y obviando las particularidades de cada región”.

Asimismo, negó que el ilícito se resolverá con la legalización o asumiendo las drogas como sustancias inofensivas. “Entender esto como una solución implica aceptar que los Estados no pueden o no quieren cumplir con sus obligaciones de abordar y combatir el delito y proteger la salud de sus ciudadanos”, expresó Silvera Martínez.

El ministro destacó que el Estado cubano aplica políticas integrales, preventivas, educativas, con participación popular comunitaria, tratamiento y rehabilitación de salud accesibles y universales. Ello se complementa, dijo, con un firme enfrentamiento al delito y una amplia cooperación internacional.

'Bajo estos preceptos y con mucho esfuerzo, nuestro país ha logrado que la producción, el tráfico o el consumo de sustancias ilícitas no sean un problema social significativo, y ha impedido que su territorio constituya una plataforma de criminales para el tráfico de drogas y sus delitos conexos”, agregó el político cubano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.