• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Covid-19 provocará la necesidad de concebir un nuevo equilibro entre el progreso económico, social y ambiental y la Agenda 2030 y los ODS.

La Covid-19 provocará la necesidad de concebir un nuevo equilibro entre el progreso económico, social y ambiental y la Agenda 2030 y los ODS. | Foto: teleSUR

Publicado 7 julio 2020


Blogs



Cada año se han logrado avances en el mundo para alcanzar los ODS, pero la Covid-19 podría alterar esta tendencia.

De acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la pandemia de la Covid-19 puede alterar la “hoja de ruta” de la humanidad, incluyendo la estrategia de los países comprometidos con alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

LEA TAMBIÉN:

Recomendaciones para personal educativo ante Covid-19

La organización refiere que el desarrollo humano global, compuesto por la educación, salud y calidad de vida, van camino al retroceso este año por primera vez desde que comenzó a calcularse en 1990, lo que “tendrá grandes repercusiones durante varios años”.

Por su parte, el administrador del PNUD, Achim Steiner, explica que en los últimos 30 años el mundo ha sufrido muchas crisis. Aunque todas han impactado al desarrollo humano, “cada año se han logrado avances a nivel mundial”.

Sin embargo, en el caso de la Covid-19, aclara el especialista, “con su triple impacto en la salud, la educación y los ingresos, podría alterar esta tendencia”.

Salud, hambre y pobreza

El programa de las Naciones Unidas plantea que, incluso antes de la crisis, el mundo no estaba bien encaminado para garantizar la atención médica de todos para 2030. No obstante, los “impactantes logros alcanzados durante los últimos años, como la disminución de la mortalidad materna e infantil, los cambios en la tendencia del VIH/Sida y la reducción a la mitad de las muertes por malaria”, podrían verse en riesgo.

 

Además, alertan sobre posibles reveses preocupantes, “no solo debido a esta enfermedad, sino también por los efectos indirectos de la interrupción de las campañas de vacunación”.

Por otra parte, explican que el número de personas subalimentadas se logró reducir casi a la mitad en los últimos 20 años. Pero ahora, debido a la pandemia de la Covid-19, han salido las deficiencias “de las cadenas globales de suministro de alimentos, y ha hecho que en los países frágiles, como Yemen, donde, pese a la asistencia humanitaria, 15.9 millones de personas se despiertan con hambre cada día, millones de personas más padezcan un mayor sufrimiento”.

En cuanto a la pobreza, el PNUD indica que, si bien “el rápido crecimiento económico de la India y China ha permitido que millones de personas salgan de la pobreza, en 2015, unos 736 millones de personas aún vivían con menos de 1,90 dólares por día”.

De ahí que la pandemia ha hecho que el objetivo mundial de poner fin a la pobreza sea “más difícil de alcanzar”.

Trabajo, educación e institucionalidad

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha alertado que cerca de 1.600 millones de personas trabajan en el sector informal, por lo que la actual pandemia coloca en riesgo inmediato la imposibilidad de realizar sus actividades y obtener ingresos.

Según esta organización, uno de cada seis jóvenes han perdido sus empleos desde el inicio de la pandemia, y los que aún lo conservan han sufrido una reducción de su jornada laboral.

Por su parte la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) calcula que “1.250 millones de estudiantes se ven afectados por los confinamientos”. En tanto, el PNUD estima que “el 86 por ciento de los niños de los países en desarrollo en edad de asistir a la escuela primaria no están recibiendo una educación”.

Además, señalan que la pandemia ha puesto de relieve una vez más la brecha digital y el derecho al acceso a Internet, en particular para las personas de las zonas rurales, por lo que cerrar esta brecha, “reduciría en más de dos tercios el número de niños y niñas que actualmente no reciben una educación por el cierre de las escuelas”.

Paralelamente, agrega el PNUD, la pandemia ha aplazado en el mundo al menos 18 elecciones y referendos nacionales, lo que puede generar, en algunos casos, tensiones entre sectores de la población.

Solución a una crisis

Ante la pandemia, el PNUD manifiesta que las soluciones integradas podrían ser el único camino para crear un futuro más ecológico e inclusivo que ayude a las naciones a alcanzar los objetivos de desarrollo propuestos para el año 2030.

“Por primera vez en 100 años, el mundo está centrado en un objetivo común: Combatir el coronavirus. Y, en ese contexto, volver a la normalidad no es posible, ya que lo normal es lo que nos trajo hasta aquí", aseguró.

Asimismo, comenta que la actual situación ha permitido determinar "qué tan profunda es nuestra conexión con los demás y con el planeta. La Covid-19 nos está obligando a replantearnos nuestros valores y concebir una nueva esfera de desarrollo que realmente establezca un equilibro entre el progreso económico, social y ambiental como se prevé en la Agenda 2030 y los ODS”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.