• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En la querella, el INDH solicita al juez que se ordenen todas las diligencias pertinentes para la investigación y determinación de responsabilidades.

En la querella, el INDH solicita al juez que se ordenen todas las diligencias pertinentes para la investigación y determinación de responsabilidades. | Foto: Reuters

Publicado 3 abril 2020



Blogs



La querella presentada por el INDH refiere que la joven embarazada advirtió de su estado, pero los funcionarios de Carabineros ignoraron la alerta y la agredieron.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile presentó este viernes una querella por el delito de tortura ante el Ministerio Público contra funcionarios de las Unidades de Control del Orden Público de Carabineros, tras haber agredido a una mujer que en ese momento tenía entre cinco y seis semanas de gestación.

LEA TAMBIÉN:

Invierno en Chile sufrirá cambios por cuarentena ante Covid-19

La joven de 21 años de edad se dirigía a su hogar el pasado 29 de marzo, Día del Joven Combatiente, en la comuna de Estación Central en Santiago (capital), cuando fue detenida por Carabineros.

Según la denuncia, aunque la víctima advirtió que estaba embarazada, recibió una patada en la espalda y un golpe en el abdomen, luego fue inmovilizada y un carabinero puso un pie sobre su cuerpo.

La jefa regional Metropolitana del INDH, Beatriz Contreras, aseguró a medios locales que “la víctima manifestó evidentes síntomas de deterioro de su salud, lo que fue obviado por los funcionarios que estaban a cargo del operativo”.

“En la comisaría, los policías constataron que ella presentaba un sangrado profuso, por lo que fue trasladada al Hospital San Borja Arriarán. Luego de seis horas, y ya de vuelta en el recinto policial, los Carabineros contactaron a sus familiares para comunicarles la situación, cuando el fiscal la dejaba en libertad”, apuntó Contreras.

La funcionaria explicó que “agravando aún más los tormentos, en el hospital, la joven fue agredida por la matrona que la atendió, quien la habría examinado en presencia del personal policial, haciendo caso omiso a las solicitudes de privacidad de la víctima".

En la querella, el INDH solicita al juez que se ordenen todas las diligencias pertinentes para la investigación del delito y la determinación de las responsabilidades. "Estos graves hechos configuran el tipo penal de tortura, que además implican una infracción importante a obligaciones estatales referidas a violencia contra la mujer", dijo Contreras.

Además, pide que se inicie una investigación a través de la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.