• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Una de las principales discrepancias entre brasileños y argentinos es elegir al mejor jugador de la historia. ¿Maradona o Pelé?

Una de las principales discrepancias entre brasileños y argentinos es elegir al mejor jugador de la historia. ¿Maradona o Pelé? | Foto: Télam

Publicado 2 julio 2019

El estadio Mineirao de Belo Horizonte será el escenario de otra edición del "clásico suramericano", una razón más para que aumente la histórica rivalidad entre los dos equipos.

El primer partido de semifinales de la Copa América 2019 se disputa este martes y será protagonizado por dos de los equipos favoritos del torneo, Brasil y Argentina.

LEA TAMBIÉN

¿Cómo llegan Brasil y Argentina a semifinales de Copa América?

El estadio Mineirao de la ciudad de Belo Horizonte será el escenario de otra edición del "clásico suramericano", una razón más para que la histórica rivalidad entre las dos oncenas llegue a un nuevo nivel.

Tras más de 100 años de rivalidad deportiva, las polémicas no son ajenas para la "canarinha" y la "albiceleste", lo que se ha transmitido de generación en generación de hinchas.

¿Pelé o Maradona?

Si se analiza la trayectoria de ambos deportistas, tanto el brasileño Pelé como el argentino Diego Armando Maradona, son dignos de ser considerados ídolos, ejemplos y astros de sus respectivos países.

Sin embargo, la duda sobre cuál de los dos es el mejor jugador en la historia del fútbol será una respuesta que no tendrá un consenso jamás.

Los brasileños apoyarán a Pelé por haber ganado tres mundiales y anotar más de mil goles. Por su parte, los argentinos rechazan esta idea al rememorar el Mundial de 1986, en su opinión, cuando Maradona marcó el mejor gol de la historia.

Además, la figura de Lionel Messi ha colocado otro motivo para que la rivalidad aumente entre los dos países.

Dudas sobre el Argentina-Perú de 1978


En el marco del Mundial Argentina 1978, una de las polémicas más comentadas fue un supuesto acuerdo entre las dictaduras de aquel entonces para que la "albiceleste" pasara a la final.

Según lo comentado por algunos de los jugadores peruanos, la oncena fue presionada para perder y permitir que los argentinos obtuvieran su pase a la siguiente fase a cambio de favores políticos.

La última jornada de esa fase se jugó en horarios diferentes, por lo que Brasil le ganó a Polonia en el primer partido y Argentina debía obtener la victoria ante Perú. El encuentro culminó 6-0 a favor de la "albiceleste".

Tras finalizar el Mundial, curiosamente, el dictador Jorge Rafael Videla donó unas 14.000 toneladas de trigo a Perú.

El "agua bendita" de Turín


El brasileño Cláudio Ibrahim Vaz Leal, mejor conocido como Branco, afirmó que en el Mundial de Italia de 1990 fue sedado al beber una botella con agua que le ofreció el masajista de Argentina.

El calor que existía durante el partido fue propicio para que los jugadores fueran a la banda a beber agua, luego de una falta de Ricardo Rocha a Pedro Troglio. 

A casi 30 años del hecho, Branco ha asegurado que se sintió mal luego de beber el agua, lo que le hizo ser más lento en el partido que finalmente ganó Argentina, pasando a la semifinal.

Mientras que Brasil afirma que es verdad, los argentinos lo niegan hasta la fecha, pero comentarios del propio Maradona en una entrevista ha aclarado la incógnita sobre la posibilidad.

¿La mano de Túlio o la de Maradona?


La recordada mano de Maradona o "la Mano de Dios", tuvo su similar por parte del brasileño Túlio Maravilha en 1995. Aunque su jugada permitió el empate 2-2, en la tanda de penales no pudo ganarle a Uruguay.

“Los argentinos están llorando hasta hoy. Está bien, pero ellos no pueden reclamar porque no reclamaron con la mano de Maradona en el 86. Fue la Mano de Dios. La mía, la de la Virgen María, a quien yo amo más que a Dios”, afirmó.

Formas de reavivar la rivalidad

Desde publicaciones en diarios satíricos hasta cánticos no tan inocentes, los hinchas han empleado diversas formas para reavivar la rivalidad entre argentinos y brasileños.

En 1920, una publicación satírica del medio Crítica usó una viñeta para denominar "monos" a los brasileños, lo que influyó en que jugadores de color no jugaran en el Suramericano del siguiente año en Argentina.

Los jugadores y exjugadores también hacen sus aportes a esta rivalidad, como el comentario de Roberto Carlos, quien en años anteriores afirmó que "si Messi fuera brasileño, ya habría sido campeón del mundo".

Finalmente, los hinchas no se quedan atrás y en una cita deportiva realizada en Corea se escuchó un cántico particular en la que los brasileños decían "no llores por mí Argentina", luego que la "albiceleste" fuera eliminada en la primera fase.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.