• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El informe de la ONU estuvo basado en entrevistas a más de 857 víctimas e imágenes satélites.

El informe de la ONU estuvo basado en entrevistas a más de 857 víctimas e imágenes satélites. | Foto: EFE

Publicado 29 agosto 2018

Bangladés apoyó el informe de la ONU que confirma violaciones y abusos a la etnia rohinyá por parte de militares de Myanmar.

El viceministro de Asuntos Exteriores de Bangladés, Shahriar Alam, apoyó el reciente informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que los altos mandos militares de Myanmar sean juzgado por los crímenes cometidos contra la etnia rohinyá.

Según la ONU  más de 700.000 debieron huir de la violencia y persecución este último año, la mayoría hacia el país vecino Bangladés, donde viven en campos de refugiados.

"Hay suficiente información para investigar y procesar a altos funcionarios en la cadena de mando de las Fuerzas Armadas o 'Tatmadaw', de manera que un tribunal competente pueda determinar su responsabilidad en cuanto al crimen de genocidio", señalaron los expertos de la ONU.

El informe además concluyó que deben ser investigados por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra en los estados de Rakáin, Kachin (norte) y Shan (centro).Por su parte, Myanmar rechazó estas acusaciones y se negó a acatar cualquier resolución que pueda tomar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

"Eso no importa (...) El mundo sabe todo", afirmó Alam al respecto y sostuvo que su país ha recibido a los refugiados "manteniendo intactas las relaciones vecinales".

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, consideró que el informe debe ser tomado en consideración. Si bien no utilizó el término genocidio, indicó que en la investigación de los expertos ha encontrado indicios de abusos y violaciones que consisten en crímenes graves bajo el derecho internacional.

>> Un año de la crisis rohinyás: ¿Cuál es la situación actual?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.